2008/03/26

Comisiones e impuestos

Ayer podíamos leer que

Dos familiares del Rey [...] intermediaron en la venta de Villa Giralda, la finca que fue residencia en Madrid de Don Juan de Borbón, padre del monarca, a cambio de una comisión de 1,5 millones de euros (248,4 millones de pesetas). El precio de venta fue de 2,7 millones de euros (450 millones de pesetas), por lo que la comisión representó un inusual 55,5% sobre el total.

Me sorprende, desde luego, los precios de los intermediarios inmobiliarios. Sobre todo, si suponemos que fue precio de familiar, o sea, bastante ajustadito. Por supuesto, la mayor parte de la comisión no fue pagada en realidad a estas personas, sino a las empresas de las cuales son administradores únicos. Aclara la noticia que

Las sicav son las entidades favoritas de las grandes fortunas para colocar su patrimonio y disminuir notablemente su factura fiscal.

Es muy claro que el objeto de las SICAV no es éste, aunque en la práctica cada rico tenga su propia SICAV. Hace tiempo hizo ruido la iniciativa de la Inspección de Hacienda, de llevar las SICAV de nuevo a su redil. Pero la posibilidad de pagar un 1% de impuestos sobre beneficios en lugar de un 35% es muy golosa, y poderoso caballero... Las grandes fortunas se salieron con la suya, tras decidirse que sólo la CNMV puede decidir qué SICAVs cumplen los requisitos para poder serlo y cuáles no. A pesar de que esté muy claro que la SICAV es un vehículo de inversión colectivo y que, para garantizarlo, deban estar formadas por no menos de 100 socios, y en muchas de ellas una persona sea propietaria del 99% del capital. Los otros, los mariachis, son muchas veces hombres de paja, incluso los empleados del banco que la gestiona.

Pero vuelvo a donde iba, que me pierdo. Me resultó llamativa la noticia al hacerme pensar en una ruta de escape rápida para las plusvalías de la venta. Le pago a un familiar, que tiene una empresa que se dedica a esto (o, al menos, así consta en el objeto social de la misma) y ya me he quedado sin plusvalía. Caray, si casi pierdo dinero. Y la pasta que he pagado, tributará al 1%. Chollazo. Que no digo que sea el caso, pero se me ocurrió...

2008/03/25

Vino, vinete

Lo han vuelto a hacer.

Después del Sábado, sabadete, los chicos de Cucharete, los mejores visitadores de restaurantes de Madrid, invitan de nuevo. Nace el Vinete de Cucharete.

En este caso no es a comer, sino a degustar un vino con ciertas curiosidades. Para empezar, el nombre: Mundo Gay. El vino fue presentado en sociedad coincidiendo con el día del Orgullo Gay, y la etiqueta incluye los colores del arcoiris.

El evento tendrá lugar en el restaurante Jhambala, en Chueca.

No sé qué otra relación podrá tener el vino en sí; si asumimos que la homosexualidad diferencia a las personas únicamente en cuanto a su opción sexual, salvo que ésta tenga algo que ver con el vino, que no lo veo...

De todos modos...

¡Yo quiero ir al Vinete de Cucharete al Restaurante Jhambala a probar el vino Mundo Gay!

2008/03/13

Los pecados de hoy

Muchas veces se acusa a la Iglesia (católica) de vivir anclada en el pasado. De mantener unas tradiciones que no han evolucionado en mucho tiempo.

Sin justificarlo, le veo cierto sentido: en cierto modo, las reglas fueron puestas hace muchos años, y no se pueden ir cambiando cada cuatro años, ni mucho menos.

Es por ello que me sorprende lo ocurrido en estos días. Parece que los 10 mandamientos no van a ser sólo 10, o más probablemente que precisen de aclaración.

Así, el Vaticano ha propuesto una lista de pecados que irían, no tanto a sustituir a los 10 de toda la vida, sino más bien a los 7 capitales. Y en la lista se habla de dañar el medio ambiente, manipular el ADN o dañar embriones, acumular excesivas riquezas, consumir o traficar con drogas, o fomentar la desigualdad social.

Creo que la Iglesia ha perdido mucha credibilidad en los últimos años, pero es indudable que aún tiene muchos seguidores. Así que si nos quedamos con el mensaje y éste es bueno, bienvenido sea. Y creo que, en general, lo es.

También se escribe que "tan sólo un 60 por ciento de los católicos acude al confesionario. Es necesario relanzar este sacramento, que ya hace años está en crisis".

Tal vez hayan elevado al rango de pecados lo de la riqueza, o lo de contaminar, para aumentar el público potencial. Así debe de ser, pues en un seminario llevado a cabo recientemente se "consideró especialmente el problema de la falta de preparación del medio millón de sacerdotes de la Iglesia católica en el mundo para afrontar en el confesionario la cantidad y la variedad de viejos y nuevos pecados".

Tal vez si pusieran un diván y cambiasen la decoración...

Vergüenza de guateque

Se hablaba de ello ayer, y hoy lo repiten. La comisión de investigación del caso Guateque del Ayuntamiento de Madrid ha llegado a su fin, dado el desacuerdo sobre la gente que debía ser implicada en dicha investigación.

O sea, si no he entendido mal: se destapa una historia fea en el Ayuntamiento. El propio Ayuntamiento forma un grupo para que investigue lo sucedido. Y el grupo, a la segunda reunión, se declara incapaz de encontrar un rumbo común para seguir, y deciden dar su investigación por terminada. Como diría mi madre: ¿y no hay nadie que les pueda poner en su sitio y que hagan lo que tienen que hacer?

La verdad es que, para empezar, el sistema de "vamos a arreglarlo desde dentro, entre nosotros" pinta bien, pero es difícil que funcione. Más cuando hay tanto corporativismo de grupo político, y si alguien señala con el dedo, se hace muchos enemigos. Y claro, si quien está al mando y tiene la capacidad de organizar guateques tiene también la voz mayoritaria en las decisiones que se tomen...

2008/03/07

Vota en bici

Me parece muy simpática la iniciativa lanzada por colectivo Ciudad Ciclista en Guadalajara, con intención de que se extienda por todas partes.

Lástima que llegue un poco tarde para las elecciones, pero hasta que quiten los carteles aún hay tiempo (cerca de mi casa, aún quedan carteles de las del ayuntamiento, sobre todo, las del partido de la actual alcaldesa).

¿Te apuntas?

Más fotos en flickr, también puedes dejar las tuyas.

2008/03/04

Educación, ¿por qué es tan difícil?

Del debate de ayer me llamó la atención el bloque de educación. Es un tema difícil: ahí se encuentra el germen de lo que será nuestra sociedad en el futuro. No sólo en cuanto a conocimientos del medio, historia, matemáticas o inglés. También en el respeto, hablemos de racismo, violencia de género, inmigración o incluso de tirar papeles al suelo, no recoger las cacas del perrito, o contaminar más que nadie.

Quien más y quien menos tiene su opinión al respecto. Unos se acordarán del informe PISA, otros recurrirán a algún sobrino, y otros echarán pestes o alabanzas según con qué chaval se crucen por la calle.

¿Y dónde está el problema? Parece que hay que arreglar todo esto desde el congreso, pero de allí a las aulas hay mucha distancia.

Se habló de "dar más autoridad a los maestros". Me parece imprescindible esto, pero tengo serias dudas de haya un camino corto que se pueda abrir por ley. La autoridad, por una parte, hay que ganarla. Es necesario, desde luego, un escenario donde se pueda conseguir esta autoridad, donde las capas superiores apoyen y no desautoricen. Y que los padres, responsables últimos de la educación de sus hijos, reconozcan dicha autoridad.

Parece de cajón: se responsabiliza de la educación de los hijos a unas personas a las que, a la primera de cambio, se corrige, se amenaza, o peor aún. Esto es demasiado grave como para arreglarlo con leyes.

Por otro lado se sacraliza la educación obligatoria. Tan buena es que quieren que lo sea a partir de los tres años, o incluso menos. Sí, es bueno que los chavales vayan al cole. Pero, ¿y si no quieren ir? El hecho de que sea obligatorio debe servir para que quien quiera ir pueda, a pesar de que, por ejemplo, los padres prefiriesen una mano más en el negocio familiar.

Pero yo estoy pensando en los chavales que van a clase porque hay que ir, aunque no tengan el más mínimo interés. Se dedican a retrasar al resto, eso si no hacen pellas. Y como no pueden jubilarse en el colegio, se les pasa de curso como sea, aunque no hayan hecho nada. Esto es una educación de pacotilla.

En un periódico de ayer, un padre se sentía engañado. Le recomendaron para su hijo que hiciera garantía social, una alternativa a la ESO. ¿Qué ocurre? Que ahora busca trabajo, y si no tiene la ESO, no hay nada. Pena me da que se sienta así, que no le informaran bien. No conozco la historia, pero convendría que los chavales aprendan que los estudios son importantes, que sin estudios la vida posterior se complica. Y si a pesar de todo no quieren estudiar, ¿qué hacer? Pues si la educación es obligatoria, habrá que mandarles a algún sitio donde estén mientras dure la obligatoriedad, y a lo mejor hasta aprenden algo.

Sólo puedo comparar conmigo, con los de mi generación. No pasé mucho tiempo en guarderías, y fui al cole con 4 o 5 años. Aprendí inglés en el colegio y en el instituto, y luego en la Escuela de Idiomas, siempre en centros públicos. Tampoco tuve educación en nuevas tecnologías, ni nada parecido. Creo que no me fue tan mal; tal vez tuve suerte. Pero a lo mejor no hay que inventar de nuevo la rueda de la educación, sino mirar un poco atrás, ver qué había de bueno, y traerlo de nuevo. Por si sirve de pista, creo que en lo bueno no influyeron tanto los medios, sino los profesores.

Parece que todo se quiere arreglar a golpe de presupuesto (o, tal vez, se trata de lucirse con lo de yo invertiré más que tú). Señores que mandan, no descuiden los medios pero, sobre todo, inviertan en buenos profesionales, denles campo para trabajar con libertad, vuelvan a fomentar la cultura del respeto y la autoridad, y permitan a los alumnos que quieran estudiar elegir un camino distinto que el de quienes están allí porque les obligan. Lo demás son pequeñeces.

Debates cara a cara, nuevas ideas

Se me ocurrió la idea en el primer round, y ayer lo tuve más claro. La idea del debate entre los dos principales candidatos a la presidencia de España está bien. Parece algo natural, de hecho, que éstos hablen de lo que tienen que ofrecer, de lo que han hecho bien o mal y qué van a hacer al respecto.

Pero convertirlo en un show mediático, donde unos comentaristas hablan de si el candidato "ha entrado con los brazos caídos y en actitud decidida", lleva traje gris en vez de azul, o "utiliza su corbata de la suerte" desde horas antes de que empiece el debate en sí, me toca las narices.

Está muy bien que se preparen, que vayan con los deberes hechos. Pero agradecería un poco más de espontaneidad, que no estuviera todo tan medido, tan previsible.

Mi idea es que el próximo debate sea sorpresa, como los exámenes del cole. Que lo anuncien para una semana determinada, sin más datos. Y que cuando alguien decida, lleguen con un par de coches no identificados, se acerquen a cada uno de los candidatos donde sea que estén, y los metan en los coches. Y de ahí, al plató, a debatir un par de horas, o lo dé de sí. Con moderador, por si no saben moderarse solos, pero sin tanto bloque. Y luego, emitirlo en hora prime ese mismo día, o el viernes de esa semana, o algo similar.

No digo que fueran a ir sin preparar, pero seguro que veíamos más de los propios candidatos. Y seguramente nos ahorraríamos la avalancha de datos, los múltiples análisis anteriores, posteriores e incluso concurrentes, los gestos medidos. Ganaría en importancia el mensaje en sí, lo que ellos dijeran, en detrimento de todo lo demás.

No es que piense que el análisis político no aporta nada, pero es que análisis de éste ya tenemos todos los días. Y para un día que hablan los protagonistas...

Hay otras personas con sus propias ideas para estos debates. Alfredo ofrecería más datos: relativos al discurso en sí (palabras más pronunciadas), a los candidatos (pulsaciones, nivel de decibelios) o al público (reacciones provocadas). Sin negar el interés que, en algún momento, pudiera tener todo esto, lo veo más como adornos del mensaje real, que nos harían estar más pendientes de estos datos-resumen que del discurso en sí.

Sí hay una cosa que yo añadiría: unos supertacañones, como los del Un, dos, tres, que hicieran sonar la bocina cada vez que alguno deformase la verdad más de lo razonable, u omitiese datos relevantes (porque mentir, lo que se dice mentir, ya no se miente; como mucho, se falta a la verdad). O, simplemente, complementasen el discurso con informaciones objetivas. Hacer esto en tiempo real es difícil, pero si los dos políticos casi lo hacen ya, ¿qué no podría hacer una plantilla de periodistas?

2008/03/03

Persianas que almacenan luz

Si hubiera empezado este blog hoy, es posible que la persiana que le da título fuera como la que acabo de ver en erenovable.

Se trata de una persiana que se carga durante el día con energía solar y, por la noche, aprovecha ésta para alimentar unos leds que permiten iluminar la habitación interior, con una intensidad similar a la de una bombilla de unos 60W (suponemos que incandescente, si hablásemos de CFL sería un exceso).

No parece mala idea, pero se me ocurren unas cuantas preguntas:

    ¿Se podrán apagar y encender, o tendrán que estar encendidas toda la noche?

    ¿Podría hacerse algo parecido con la pintura fluorescente que usan, por ejemplo, las manecillas de algunos relojes? (esto quedaría un poco verde, eso sí...)

    ¿Es necesario que sean giratorias y motorizadas?

Sea como sea, lo que uno convierte en proyecto viable, sirve para dar una idea a otro, y acercarse más a lo que sea lo habitual en el futuro. Bienvenidas seáis, buenas ideas.