2007/12/21

La policía también lee

Mira que hay gente para todo... Personal de la policía municipal de Nezahualcóyotl, en las afueras de Ciudad de México, ha traducido Cien años de soledad a clave policial, con un resultado similar a éste:

Muchos alfas posteriores, frente al grupo que hace 44, el coronel Aureliano Buendía hacía 60 de una tarde remota en que su progenitor le hace 26 a 62 el hielo.

Lo que más me llama la atención es que la motivación para hacerlo sea "fomentar el hábito y el placer por la lectura, porque nos permitirá tener mejores servidores públicos, más conscientes de su labor". Me parece loable la intención, pero si los servidores de la ley prefieren su jerga al castellano de García Márquez, algo grave pasa. Siempre, claro, que estemos hablando en serio, y no se quede la cosa en hacer la gracia.


Via: Gacetilla

2007/12/11

Estudio sobre felicidad en el trabajo

Si pensamos en alguna relación rara, en alguna conclusión disparatada, anti intuitiva, o insospechada, seguro que podemos encontrar algún prestigioso estudio que la avale. Y si aún no existe, tiempo al tiempo.

A pesar de que hay indicios de que tener unos empleados contentos es bueno para la empresa, los chicos de Freakonomics hablan de un estudio que llega a la conclusión contraria.

Parece que se trata, además, de un curioso estudio; no sobre una población de sujetos, sino sobre otros estudios. Y determina que "no existe relación causa - efecto entre la satisfacción y el rendimiento en el trabajo; ambas están relacionadas, más bien, porque ambas están influenciadas por rasgos de personalidad del empleado, tales como autoestima, estabilidad emocional, extraversión e implicación".

O sea, que el que es feliz es porque quiere, no porque le den motivos.

Pues yo no he hecho estudios, pero me inclino más hacia la teoría de que un empleado feliz es más productivo.

Tal vez lo que ocurra es que no sea suficiente con poner "masajistas y clases de yoga", sino que la felicidad tenga que ser real, y venir de las partes altas de la empresa.

También me parece poco adecuado el enfoque. El "meta-análisis" del que hablamos se centra en "la autoestima laboral (cuán valiosos se ven los empleados) y la expectativa de recompensa (cuánto consideran que recibirán por un trabajo bien hecho)".

Si suponemos que un empleado feliz trabaja, básicamente, porque ello le hace feliz, parece que la valía o la recompensa percibidas pasan a segundo plano. De hecho, si un empleado es feliz, no parece que vaya a haber problemas de ese tipo.

2007/12/10

Estudiar es beneficioso

Oí hace unos días en la radio que se puede ser solidario estudiando matemáticas. No conozco los detalles, pero parece curioso.

Como la página que vi el otro día, donde puedes aprender vocabulario (en inglés). Y por cada palabra que aciertes, donan 20 granos de arroz a alguna organización benéfica.

Cuando hay voluntad, sobran las maneras...

2007/12/03

Bailando en las calles

He pasado hoy por el banco, cosa excepcional desde que inventaron la banca online. Pero hoy he tenido que ir. A la puerta había un hombre tocando el acordeón, a quien en algún momento se ha unido una chica con una pandereta; no eran buenos, pero animaban.

Lo que me ha resultado curioso es que al entrar, había una señora, delante de ellos, bailando. Una señora mayor, bailando despacito, no daban los huesos para más. Supongo que se ha reído un poco, los músicos también, les ha echado algo y ha seguido su camino.

Pero es que al salir he encontrado a un señor igual: viejecito, de esos a los que no te importa cederles el asiento en el autobús. Y bailaba igual.

He estado un rato a ver si veía a algún otro, pero se ve que ha sido casualidad, ya no había más bailarines.

Es lo que tienen las mañanas de sábado, uno puede ir por la vida con más tranquilidad. Y puede uno fijarse, y asombrarse de cómo gente que, según casi todos los baremos, estaría ya en tiempo de descuento, aún conserva alegría, ánimos para alegrarse y alegrar, por encima de prejuicios o sentido del ridículo. ¡Bravo por ellos!

2007/11/30

Una verdad incómoda

Se ha hablado un poco últimamente de Zapatero, "inaugurando" los paneles solares de la Moncloa que empezaron a aparecer cuando era Aznar quien vivía allí.

El caso es que aprovechando el acto, dijo el inaugurador que "El cambio climático es el desafío más grave que se cierne sobre la vida en la Tierra y exige un nuevo contrato del hombre con el planeta".

El martes, durante el desayuno, un compañero abrió el debate. No sé si la versión en papel sería igual que la digital; el caso es que él no se explicaba cómo podía decir el presidente que "el cambio climático era el más importante de los problemas a los que nos enfrentábamos". Claro, dicho así, se puede comparar con otros como el terrorismo, el paro, la vivienda o la salud. Anduvimos charlando un rato, hablando de que podía ser cierto, que sin planeta no hay nada de lo otro. También de que era muy arriesgado, para un político, apostar por el cambio climático. Los políticos tienen que enseñar resultados en cuatro años, y en estos temas ambientales las cosas no suelen ir tan deprisa.

Y luego salieron los temas de las bondades de la energía nuclear, y también lo cuestionable del cambio climático, la teoría de los ciclos, etc. Más o menos lo que veo hoy en este artículo. Más allá de lo cuestionable de sus argumentos, tiene un error gordo: dice que los costes del kilowatio eléctrico son "entre los 4 y 8 céntimos el kilowatio nuclear por 150 el eólico ó 250 el solar”. Y estoy seguro de que a los productores de energía solar les gustaría saber qué compañías pagan el kilowatio solar a ese precio, porque es bastante mejor que los 44 céntimos que garantiza la ley, incluso que los 48 que se pagan en Alemania. Y a los de la energía eólica, 150 céntimos les gustaría más que los 8,5 que se fijan como precio máximo.

Para terminar con las coincidencias, ayer estuve viendo Una verdad incómoda. Se trata de un documental que, dejando aparte los toques biográficos de Al Gore, se centra en el cambio climático. No en las cosas que podemos hacer, o en otros asuntos ecológicos. Sólo en la relación entre las emisiones de CO2 y el efecto invernadero, con sus consecuencias.

Desmonta la teoría de los ciclos mostrando datos muy antiguos, obtenidos con técnicas estratográficas, en grandes bloques de hielo. Efectivamente hay ciclos, pero ahora estamos muy, muy por encima de cualquier valor histórico. E incluso si lo que está ocurriendo fuera consecuencia de un ciclo, más nos vale hacer lo posible para contrarrestar.


Hoy, 4 de julio de 2008, me entero de que hay libro, publicado en español.

2007/11/20

Personal assistants

En springwise hablan de un sector de negocio curioso, el de los Asistentes Personales (aunque no me guste, parece que lo de Personal Assistant suena mejor). En principio es un lujo del que disfrutan personalidades, adinerados, o ejecutivos.

Citan un par de excepciones: unos atienden a los estudiantes de una universidad. Comida a domicilio, transporte de libros, reserva de limpiadoras para casa, masajes, hacerte la colada, son parte de los servicios que ofrecen.

Los otros parecen dispuestos a hacer por ti cualquier cosa que puedan hacer por teléfono o en internet. Desde reservar hoteles, restaurantes o vuelos, hasta hacer compras online o enviar por email el mensaje que les dictes (¡por dios, incluso felicitar en tu nombre a la gente!)

Disponibles 24 horas al día, con ayuda de los angloparlantes que hay dispersos por el mundo (EE.UU. / Canadá, Reino Unido, India o Filipinas).

Lo que me resulta muy gracioso es que este servicio es el que, más o menos, prestaba Susanswerphone en la película Bells are ringing, un adorable musical con final feliz, donde la protagonista echa el resto y arregla la vida de los clientes, más allá de todo límite.

Viendo la película, da la impresión de que con los móviles, los despertadores, y todas las modernidades que tenemos, ya no habría sitio para un servicio así. Aunque ahora ya no estoy tan seguro...

Las cuentas de Pinto

Desde hace poco más de 100 días, el tiempo que lleva Miriam Rabaneda a cargo del Consistorio pinteño, se viene hablando de si había que hacer una auditoría a las cuentas municipales, para ver qué habían dejado los anteriores alcaldes (básicamente, A. Fernández, no tanto J. Tendero, que estuvo hasta las elecciones porque alguien tenía que haber), y partir, con total transparencia, de un punto conocido por todos. Y desde entonces, aunque me leo todas las revistas de un lado y de otro que caen en mis manos, no acabo de ver si la hacen o no, o en qué queda la cosa.

Por eso me llamó la atención la conclusión a la que llegaban ayer en 20 minutos:

La Comunidad ofrecerá «ayudas, aplazamientos en pagos y otras medidas de viabilidad para solventar el grave problema económico de endeudamiento municipal».

Lamentablemente es una noticia tan pequeñita que ni siquiera encuentro un enlace a la misma, y enlazo al periódico completo en pdf.

Entro ahora en la web del ayuntamiento y aquí sí veo algo al respecto. Miriam habla de buscar soluciones conjuntas (con la Comunidad) "al grave problema económico generado por la pésima gestión del anterior Ejecutivo local (PSOE-IU)".

Supongo que están en ello, pero después de tanto insistir en lo de la auditoría, me parece raro ahora que no aparezca ésta, que adelanten datos que deben de conocer, pero que no conocemos todos. ¿Lo veremos?

2007/11/14

Se acabaron los deberes

Leo en No puedo creer... acerca de la existencia de Problema Resuelto, una vuelta más al éxito de El rincón el vago.

Ya no se trata de encontrar resúmenes o trabajos que, al fin y al cabo, hay que leerse y entender. Lo que se lleva ahora es enviar un problema y que te lo den resuelto. Esta es de pago, eso sí, aunque los precios parecen asequibles. Sospecho que un chaval que no tenga problemas de dinero podría hacer un uso habitual de este servicio. A malas (ala, tú da ideas...) siempre se pueden juntar varios para pedir la resolución de algún problema.

Quiero pensar que los exámenes pondrán en su sitio a los usuarios habituales, que el que sepa aprobará y el que no, no. Y que por mucho que ahora esté de moda lo de pasar de curso de cualquier manera, en algún momento se les pararán los pies.

De otro modo, y dejando aparte la decreciente importancia de los títulos, habrá mucha gente que se crea algo y no será nada. Los títulos no dirán mucho, pues cualquiera podrá tener uno si dedica suficiente tiempo (que no esfuerzo).

Miedo me da pensar en el nivel de conocimientos, tanto técnicos como generales, que traerán las generaciones futuras. Al menos, mientras quede algo de cordura, los "viejos" tendremos trabajo asegurado.

En otro sentido, espero que los que resuelven los problemas estén más atentos que el que ha preparado el texto de la web, con alguna que otra falta ortográfica...

2007/11/13

No al fraude fiscal

He oído esta mañana en la radio un anuncio de la Agencia Tributaria, alias "Hacienda".

Mejoras sanitarias, infraestructuras, escuelas públicas... Cada vez que alguien defrauda todos perdemos algo. Por eso la Agencia Tributaria trabaja decididamente contra el fraude fiscal, actuando ante esos pocos insolidarios, para que tú y toda la sociedad gane en bienestar.

Me ha gustado, porque refleja bastante bien el mensaje que trato de transmitir muchas veces a personas cercanas, en conversaciones que suelen terminar con un "sí, pero..." o una mirada de "vale, vale, lo que tú digas".

En resumen, vienen a decir que hay una serie de beneficios que disfrutamos, pagados por el Estado, que no salen de la nada. Que se financian, en la mayor parte, a través de los impuestos. Y que cuando alguien deja de pagar impuestos, su actitud es más bien insolidaria, pues disfruta de esos beneficios igual que los demás, que sí pagan.

Desde mi punto de vista no se trata de "engañar a Hacienda", ese señor grande y abstracto. Se trata de engañar, muchas veces con chuleo incluido, a los que sí pagamos.

Buscando algún enlace en este sentido he encontrado información relacionada, aunque en sentido contrario.

Me entero por ella de que la AEAT ha montado una campaña lúdico-formativa, dirigida a nuestros futuros contribuyentes, en la que trata de comunicar esta idea.

Juan Ramón Rallo, desde LD, se empeña en calificar este intento de doctrinario, abogando por la liberalización de todos los servicios, y resaltando el caracter recaudador y glotón del Estado. Y no le extraña que la AEAT "necesite de este tipo de campañas para autolegitimarse: el mejor ciudadano es el más sumiso, el que más impuestos paga, el más 'solidario', el más izquierdista".

Todo esto derivaría en una discusión sobre las ventajas e inconvenientes de un modelo ultraliberal frente a un modelo más social, sobre si es mejor que cada uno se busque sus habichuelas o es bueno que el Estado garantice ciertos derechos de forma universal.

Esta discusión se puede mantener en los cafés, en las mesas de debate o en las urnas. Pero saltarnos las reglas, mejores o peores, cuando no convienen, no está bien (sobre todo, para quienes las cumplen).

Hablando de liberalismo y privatizaciones, me encuentro con un artículo que habla, con detalle, contra las privatizaciones salvajes. Entre otras frases me llama la atención ésta:

¿Te imaginas pagar cada vez que tiras de la cadena? Si la gestión del alcantarillado la realizara una empresa privada seguramente se mediría la cantidad de residuos generados por hogar y se cobrarían en consecuencia

2007/11/12

Página 2

Óscar López, en Página 2

Soy poco amigo de ver televisión, cuando tengo algo de tiempo prefiero acompañarme de algún libro. Pero ayer decidí unir ambas aficiones, ya que podía.

En La 2, RTVE comenzó la semana pasada a emitir un programa dedicado a la literatura, Página 2.

Quería echarle un ojo, con la esperanza de encontrar algo más ameno que el programa realizado en un estudio, donde tres señores muy serios, cada uno en su silla, hablan de libros y lo que se tercie. Pero oh, agradable sorpresa.

El programa es todo lo contrario. Muy dinámico, está hecho a base de bloques bastante pequeños, rodados la mayoría en exterior, y ninguno en estudio. Hay entrevistas, gente que opina, y unas cortinillas bastante curiosas.

En ellas aparecen libros en los lugares más extraños; de ayer, recuerdo uno que sale a la luz tras soplar un montón de otoñales hojas caídas, o los que llevan tres personas, en actitud lectora, que acaban de saltar de un avión.

Como secciones más o menos fijas hay un reportaje relacionado con la lectura, una entrevista a algún escritor, una entrevista a un famoso no escritor (sobre sus aficiones lectoras), un comentario de alguna película basada en libro, y un repaso a la lista de los libros más vendidos.

Como colofón, se libera un ejemplar de un libro del escritor entrevistado. A los que estamos metidos en el mundillo de bookcrossing nos encantaría un vínculo más directo, que los libros estuvieran registrados, ... pero ya sería mucho pedir.

También apuestan por la "interactividad", con un concurso de microrrelatos, en el cual el público puede enviar los suyos y optar a conseguir un impotante lote de libros.

Parece que han buscado un enfoque moderno y "digerible", y también lo han hecho así en la página web. Si no podéis ver el programa, no dejéis de visitarla.

2007/11/09

Matemática, ¿estás ahí?

Matemática, ¿estás ahí? vol. 3,14

Me entero por juegosdeingenio de que Adrián Paenza continúa su serie "Matemática, ¿estás ahí?", con su libro número 3,14.

Digamos que antes hay dos, así que éste sería normalmente el tercero, pero la broma no se podía dejar pasar (lo de la edición 2,71 habría sido más oscuro).

Comencé por bajar los libros 1 y 2 de la página de la Univ. de Buenos Aires, pues están disponibles, al igual que este tercero, de forma gratuita para uso personal.

No pasé de echarles un ojo; pero el año pasado, paseando un día por una librería, lo vi en un estante: estaba disponible en papel, aquí (en España; en Argentina supongo que estarán publicados los tres). Y quien iba conmigo me vio interesado, y así me lo encontré, de regalo de Reyes. Y aún habrá quien piense que la posibilidad de leer sin comprar es mala para las ventas...

Si la pereza me lo permite, echaré un ojo a los libros segundo y tercero. O me los compraré cuando salgan en papel. Mientras tanto, daré por hecho que son iguales o mejores que el primero.

Son libros recomendables para cualquiera aunque sé que, quien no tenga ningún interés, será difícil que lo encuentre (aunque podría ser). Eso sí, si conocéis a alguien con interés y ganas de aprender cosas, ¡regaládselos! Disfrutarán con ellos.

2007/11/08

Los gigantes dormidos se despiertan

Hablan hoy todos los periódicos del informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Lo que más se destaca es que vienen tiempos difíciles para los que consumimos petróleo u otros combustibles, o para los que respiramos aire al cual va el CO2 que se produce.

Mencionan como una de las causas principales de la crudeza de esta predicción el crecimiento que ya están teniendo las economías china e india, que se traduce en unos crecimientos similares del consumo de combustibles.

Como ejemplo concreto, dicen "China, por encima de EE UU en consumo para 2010". Pues claro, ¿qué pensaban? Si China tiene cuatro veces los habitantes de Estados Unidos, en el momento en que aparquen la bicicleta y se compren un coche, descubran lo bien que se está con el aire acondicionado y, en definitiva, adopten todas las maravillas que la sociedad de consumo nos proporciona... en fin, que se veía venir.

Y lo mejor que se les ocurre es gastar dinero para garantizar que se pueda cubrir la demanda. Una huida hacia adelante que no puede darse sin fin.

Entre tanta gente lista que hay en esos saraos, ¿a nadie se le ocurre que tal vez se pueda reducir la demanda?

Podemos esperar que los países en desarrollo quieran aspirar a nuestra forma de vida. Aún estamos a tiempo de cambiarla y darles un modelo más sostenible.

¿Rectificar es de sabios?

"Los que idearon el 11-M no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas", frase pronunciada hace poco, y ya histórica. Al menos, durante cierto tiempo.

La cuestión es si tendrá continuación, y cuánto tardará ésta en llegar.

Me pregunto si llevará más o menos tiempo que pasar de la frase

"Puede usted estar seguro, y pueden estar seguras todas las personas que nos ven, de que les estoy diciendo la verdad: el régimen iraquí tiene armas de destrucción masiva"

a la frase

"Todo el mundo pensaba que en Irak había armas de destrucción masiva y no las había, yo lo sé ahora"

En ese caso hicieron falta cuatro años.

Si no fuera por lo triste que resulta, y porque no es el único que hace estas cosas, la más sensata sería la actitud de Mariano Fernández Bermejo, ministro de justicia: "¿Quién ? ¿El señor Aznar? ¿Quién es? Ah, el ex presidente. Es que como estoy aquí en la vida política activa estoy preocupado por lo que dice la gente que tiene responsabilidad. Los que carecen de responsabilidades, o se comportan irresponsablemente lo mejor que pueden hacer es callarse".

2007/10/29

RichDadClub

El sábado pasado me animé, por fin, a dar la cara y asomarme a una de las reuniones de richdadclub, una con juego, concretamente.

No puedo decir demasiado de la gente, porque llegué tarde (convencido yo de que era a las 18 y llevaban ya dos horas...), así que la partida estaba ya avanzada. Por suerte había dos personas en mis condiciones, y nos jugamos los tres una interesante partida.

Por mi parte no sé si fue la suerte del principiante, pero conseguí llegar a la vía rápida. Me llevó 3 horas, aunque se me hizo bastante corto. Nando, el doctor, parece que lo consiguió también, aunque ya estábamos cerrando por ser casi las 21, y no llegó a disfrutar de su "nueva vida". Enrique no tuvo tanta suerte, estuvo la mayor parte de la partida sin ningún negocio entre manos.

Jaizki, como organizador de estas reuniones y experto en CashFlow, anduvo explicando las bases del juego al principio, seguramente a costa de perderse algún turno en su partida.

El caso es que lo pasé bien, y espero coincidir en otra ocasión con más tiempo, y en la partida grande, que se adivinaba bastante intensa y divertida. O en la próxima sin juego a ver, al menos, qué se cuece.

2007/10/26

Sarkozy: uniendo economía y ecología

Como pasa con casi todas las cosas, algunos asuntos son importantes pero bueno, ya habrá tiempo, o que vayan empezando otros, o... hasta que nos tocan el bolsillo. Ahí la cosa cambia, y el problema, que era una cosa muy importante, pero abstracta, se convierte en algo personal e ineludible.

En esta línea encuadraría las interesantes propuestas de Nicolas Sarkozy. La que más llama mi atención viene a buscar una solución a esta cuestión: con el libre mercado, la rentabilidad de hacer las cosas bien es limitada, si alguien que las hace mal puede venderlas más baratas.

Es por ello que propone imponer aranceles a los productos procedentes de países que no respeten el protocolo de Kyoto. Pero además, propone rebajar impuestos sobre productos ecológicos, gravar a los coches más contaminantes, y también penalizar el consumo de energía procedente de combustibles fósiles.

No contento con eso, buscará potenciar el transporte ferroviario y fluvial, en detrimento del aéreo y del realizado por carretera. Eso sí, que alguien le diga que la alta velocidad no es la panacea en cuanto a eficiencia energética, ni en universalidad de servicio.

Por último se dirige a la agricultura, atacando (discretamente) a los productos modificados genéticamente, y promoviendo una reducción del uso de pesticidas.

Un montón de ilusionantes propuestas, de momento. Habrá que esperar si llegan a hacerse realidad en Francia y, si el presidente galo se sale con la suya, en el resto de la Unión Europea.

Para tratarse de la derecha conservadora, y llevar en el poder menos de un año (lo cual aleja sospechas de propaganda electoral), no está nada mal.

2007/10/19

¿Qué fue de la segunda R?

Muchas veces me pregunto por qué tanto énfasis en el reciclaje de vidrio, en los contenedores azules, y nadie se acuerda de algo que era muy normal en España cuando era yo pequeñito.

Entonces ibas a comprar bebida (que, por supuesto, venía en botella de cristal, casi no había otra cosa) y te cobraban unas pesetillas por el casco. Cuando terminabas, devolvías tu casco y te llevabas otra botella, o te devolvían el dinero.

Eso significaba que una botella se usaba muchas veces. Se gastaba vidrio y energía para fabricarla, una vez, y se usaba muchas. Ahora, el máximo objetivo es conseguir ahorrar el vidrio, pero gastando energía para destruir la botella y volverla a construir.

Como uno no duda de la inteligencia de las cabezas pensantes, sólo queda imaginar que todo se debe a que el reciclaje también es un negocio, que hay dinero e intereses detrás. Y como a eso, lamentablemente, estamos tan acostumbrados, pues no hay más que hablar.

El caso es que hay gente que da la vuelta a esto y busca negocio en el reciclaje, pero bastante lejos de los lugares habituales.

Un fabricante de vaqueros te permite devolver los tuyos cuando te canses de ellos, o tengan agujeros, y te harán descuento al comprarte los siguientes.

Ellos reutilizan tus vaqueros (o partes), añaden unos toques de otros tejidos, adornos, etc. y producen una pieza de "rejeanearation", dando una segunda oportunidad al tejido original.

En cuanto a medio ambiente es una buena idea: mejor que reciclar, reutilizar.

Pero para ellos, es aún mejor. Aparte del efecto de imagen, te venden dos piezas, la original y la nueva (con descuento).

Por cierto, no sé qué precios se gastan con la ropa nueva, pero la falda de la foto la venden por $350... En fin, es lo que tienen los tejidos orgánicos y la artesanía.

2007/10/09

Arquitectura verde

Bloques edificios verdes

Hay que reconocer que ponen de su parte para construir unas viviendas verdes, aunque tal vez no sea suficiente para aparecer aquí.

En esta página parece estar toda la información de interés para construir casas ecológicas, incluido GoogleMap con las que ya están construidas, y que permiten salir de paseo por el mundo a ver cómo lo han hecho otros.

2007/10/05

Crecimiento, ¿para qué?

Hace tiempo ya que leí un artículo en el que Serge Latouche, defensor del decrecimiento, explica su postura. En resumen, cuestiona la bondad del crecimiento.

Para empezar, es imposible mantener el ritmo. De hecho, el nivel actual de consumo es posible porque sólo se da en una pequeña parte de la población mundial: un 20% de la población consume un 86% de los recursos. Si todos consumiéramos lo mismo, necesitaríamos al menos otros dos planetas como éste.

En este sentido he visto también, no hace mucho, un vídeo que resulta revelador: cualquier crecimiento sostenido hace crecer de forma exponencial la magnitud de que hablemos. Y podemos hablar de beneficios, producción, PIB, riqueza, pero al final todo nos lleva a los recursos. Recursos que salen de un planeta finito, en su capacidad para proporcionar estos recursos, también en su capacidad de absorber residuos.

Por mucho que se aumente la eficiencia de los procesos, no se puede ganar: el crecimiento no tiene límite (o no queremos que lo tenga) pero las mejoras, sí: no se puede producir con un consumo de recursos negativo.

Resulta evidente, tras aceptar las ideas que presenta este vídeo, que el "crecimiento sostenible" es una contradicción. No es viable un crecimiento continuo.

Por otra parte, la idea de que crecer es, en sí mismo, bueno, es más que discutible. "En Europa, el producto interior bruto en 200 años se ha multiplicado por treinta. Y pregunto: ¿somos hoy treinta veces más felices?". De nuevo, volviendo a lo finito del espacio, los recursos, los alimentos, o riqueza en general, cualquier actividad será de suma cero, sólo hay que considerarla en una escala temporal o poblacional lo suficientemente grande. Aun antes de agotar del todo la capacidad de crecer, creceremos a costa de otros.

Podemos pensar que la riqueza es algo abstracto y, por tanto, no limitado. Pero una de dos, o se apoya en algo tangible (final del camino), o se tratará de una fantasía. Podemos basarla en dinero, pero estamos en las mismas: si se crea dinero de forma infinita tendremos más, pero la cantidad de cosas tangibles que podremos comprar serán las mismas, así que inflación y vuelta a empezar.

Todo parece sencillo, pero el esfuerzo que supone pensar de forma global nos impide verlo. Y hace falta bastante buena voluntad para hacer algo, sabiendo que, total, nosotros no veremos el fin de nuestro modelo de vida. Tal vez nuestros hijos...


Lo voy dejando, y al final no escribiré al respecto. La huella ecológica, la que da lugar a hablar de cuántos planetas necesitamos, aparece de forma prominente en el programa ¡Qué desperdicio!, de Cuatro. He visto, al menos en parte, los dos programas que llevan emitidos, y me han gustado mucho. Siempre hay cosas que aprender, y le queda a uno la esperanza de que haya quien ahora no tiene ningún tipo de inquietud en este sentido y, al verlo, empiece al menos a pensar de otro modo. Hoy emiten el tercero y penúltimo de la serie. Estaría bien que condensasen toda la información en alguna página.

2007/10/03

Sábado, sabadete

Estos temas de la comida, los restaurantes y la gastronomía no son muy habituales por aquí, a pesar de ser de mi interés. Ocurre que ya hay muchos que lo hacen, y bien. Pero sí me gusta comer, y más si es gratis, así que la oferta de Cucharete es una de esas que no puedo rechazar. Se trata, nada menos, que de comida gratis en Las Manolas, un restaurante que tenía en la lista de pendientes, desde que leí la crítica que le hicieron. No sabemos qué hilos habrán movido los chicos cuchareros, a qué influencias habrán recurrido para conseguir esto; primero fue el postre gratuito, y ahora toda la comida. Si siguen con esta racha van a empezar a salir en esta otra web... Así que Sábado sabadete... comida con Cucharete. Ya sé que no era así, pero haremos una excepción. O lo mismo hasta podemos compaginar. Por si acaso, iré preparando la camisa nueva.

2007/10/01

Energía solar para todos (II)

Hace un tiempo hablaba de la inversión en energía solar y de lo poco accesible que resulta al inversor "minorista".

A través de RichDadClub llego a partiZipa, una página que pretende funcionar como si fuera un fondo de capital riesgo: propone proyectos en los que los usuarios pueden invertir.

Uno de estos proyectos es, precisamente, una huerta solar, en Sevilla, con fecha de funcionamiento prevista de enero del año que viene.

O sea, ya hay manera de invertir una cantidad "pequeña" en energía solar; lo único que quizá falta es la confianza en una página que lleva muy poco funcionando. Sospecho que a medida que pase el tiempo, las cosas mejorarán en ese sentido.

¡Animo!

2007/09/25

¡Quiero mi vivienda!

El post sobre los créditos rápidos que publiqué el otro día me lleva a otras ideas relacionadas con el tema de la vivienda.

Hablaba de la posibilidad de convertir nuestros deseos en realidad de forma inmediata, y cómo eso choca con la cultura del esfuerzo y del ahorro que nos dejaronnuestros padres. A mí, al menos.

Empiezo pidiendo disculpas a muchos, que no se sentirán identificados con lo que voy a decir. No sé si son mayoría o minoría, pero lo que cuento no es excepción, lo he visto por muchas partes. Intentaré no referirme, además, a la situación, sólo a la gente.

Me refiero a estos que se quejan, mucho, que reivindican su derecho a la vivienda, apelando a la Constitución y a lo que haga falta. La vivienda, que sea digna, por favor.

Son estos mismos que entran a trabajar y se compran, o cambian de coche. Que no perdonan un fin de semana para salir de juerga. Que viajan mucho porque, total, nunca van a juntar suficiente para comprarse un piso.

Para ellos los bancos son unos ladrones, porque les niegan su derecho. Aunque en realidad sean el camino que tienen para conseguirlo.

Los constructores son unos especuladores, que comercian con un bien de primera necesidad.

Los empresarios, unos explotadores que comercian con nuestro tiempo, nuestra vida.

Y si alguien se ha comprado varios pisos, para alquilarlos, para disfrutarlos, o porque le da la gana, es un burgués, un especulador, y hay que mandarlo a la hoguera. O freírle a impuestos, o expropiarle, tanto da.

Son los mismos que, si les toca una VPO, babearán pensando en lo que va a subir, y lo que ganarían si la vendiesen. Por supuesto, cobrando en negro. Porque, claro, si me quiero comprar una más grande, tengo que venderla cara, o no me llega.

Y quienes salen a la calle, gritan, piden, y no parece que hagan mucho más.

Sé que es muy difícil, pero ¿no hay otra manera? Si los males del mercado libre hacen que los que hacen casas cobren caro, ¿no nos las podemos hacer nosotros? Si la ciudad en la que vivo está cara, ¿no me puedo ir a otra?

Piensan que hay que hacer sacrificios para satisfacer a unos señores muy malos. Pues no, hay que hacerlos porque a todo el mundo le gusta comer, porque nada es gratis. Porque el dinero no nace bajo las piedras ni cae del cielo, hay que ganarlo. Y hay quien lo gana haciendo casas, o prestando dinero, o vendiendo caro lo que fabrica barato. Y si no nos parece justo, ejerzamos el derecho de elegir profesión y ejercerla, de constituir empresas, de fabricar viviendas, coches o muñecas hinchables, y el de regalar nuestro trabajo y nuestros insomnios a otros, porque tienen derecho.


Mira tú por dónde, un día después de publicar esto, llego a este blog donde alguien, harto de precios e hipotecas, se lanza a comprar un terreno con ruina encima, y hacerse su casa.

2007/09/21

Por amor al arte

Leo en Es Madrid No Madriz sobre una iniciativa de las muchas que compondrán La noche en blanco.

Básicamente consiste en montar una discoteca para que la gente se divierta, mientras otros dan pedales para generar la energía necesaria para lo anterior.

Es posible que la idea esté bien: permitir que la gente que se divierte, si mira un poco más allá, vea que su diversión implica un consumo energético, que de algún modo hay que producir.

Pero como dicen en ese blog, las sensaciones posteriores a participar en dicho evento podrían ser:

- Sentimiento de haber hecho el canelo
- Agujetas horrorosas
- Odio ciego a las bicicletas e instintos asesinos el día de la Fiesta de la Bici
- Algún desgarro anal
- Alergia a las discotecas y odio a los Dj´s
- Convertirse en adorador de Satán y realizar akelarres la próxima edición de La Noche en Blanco
- Ser la risión de por vida por tus compañeros de trabajo, familia y amigos.

Lo primero que me viene a la cabeza son las galeras...

Y otra cosa: lo del desgarro anal no lo entiendo...

Puestos a dar pedales, me parece mucho mejor lo que hacen estos chicos: van con su bici, que da energía a la megafonía, e invitan a la gente a pedalear mientras, quien quiera, canta. Si el que canta lo hace bien, alguien habrá que dé pedales. Y si no, se apaga el micrófono.

2007/09/20

Alberto Contador y las inmobiliarias

Lo del chaval es una hazaña. ¡Es el campeón! Es la culminación de un esfuerzo, se lo merecía, y todas esas cosas. Además, los pinteños están muy orgullosos de su vecino y lo celebran, tanto, tanto, como si tuvieran que ver con su victoria, igual que Zapatero con la derrota de la selección. Pero esto, se sale:


Un año después

2007/09/11

Las cacas de perro

Todos hemos bufado alguna vez por tener que ir esquivando los restos perrunos que pueblan nuestras calles. La gente, en general, reniega mucho de los perros, aunque el problema no son ellos, sino los amos, responsables de la educación del perro y, sobre todo, de la suya propia.

Como muy a menudo no existe tal educación, se puede apelar al otro resorte que nos hace movernos, el bolsillo. Buscando, leo que hay multas de 300 euros para quienes sean sorprendidos "abandonando en la acera las heces de su perro". En 2005 se pusieron 3 de éstas; viendo las calles, algo no cuadra.

En un reciente viaje por Escocia vimos la señal que acompaña a este post. La multa no es ridícula, unos 60 euros, pero tampoco muy grande, nada en comparación con los 300 citados antes. Eso sí, la gente es consciente de que existen, y comparando aquellas calles con estas, estoy seguro de que sí las cobran.

Por cierto, he leído también en menéame acerca de la noticia que nos cuenta que "Un madrileño se enfrenta a una sanción de hasta 6.000 euros por tirar una colilla en Timanfaya". No es lo mismo, pero me alegro de que se vayan sentando este tipo de precedentes. Veremos en qué queda al final, y si cunde el ejemplo.

2007/09/10

Paraíso a plazos

No le falta razón a A. Pérez Reverte en su diatriba contra los paraísos prometidos por el crédito fácil y rápido. Serán más o menos adecuadas las formas, pero son las del escritor, y el mensaje va bien encaminado.

Pero carga las tintas sólo en uno de los aspectos del problema. Es cierto que hay una falta de ética, que nos venden cosas que no necesitamos y que, no sólo no nos harán más felices, sino todo lo contrario. A veces, mucho.

No es menos cierto, no obstante, que no hay engaño. No podemos hablar de timo, ni nada similar, pues al firmar se puede leer el precio que pagamos por nuestro sueño. ¿Compensa?

Es posible que, algunas veces, no haya otro remedio. Un agujero que hay que tapar, sí o sí, a cualquier precio, y ya saldremos. Pero la mayoría de las veces, como apunta el escritor, no se trata de esto. Más bien consiste en cosas que no necesitamos y que, "como casi nos las regalan", pues por qué no. Y llegamos, así, a cuestiones de cultura.

En primer lugar, más que cultura, sentido común. El único parecido con los timos es que, cuando alguien que no conoces te regala algo, hay que mirar dónde está el truco. Más si ese alguien se dedica a ganar dinero con lo que hace. ¿Qué interés tiene ese señor en dejarme dinero, que hasta me regala cosas?

Por otra parte, un poquito de cultura financiera. Cuando nos dicen lo que hay que pagar al mes por nuestro sueño, parece poco. Pero no nos dicen cuántos meses hay que pagar, o cuánto de más pagaremos. Eso lo tenemos que buscar nosotros. Ni siquiera hay que saber lo que es una TAE, basta con leer y multiplicar. Si no sabes leer o multiplicar, ver punto anterior.

Y en otra escala, está la cultura de lo inmediato, lo fácil. Antes, cuando querías comprarte algo, ahorrabas. Y cuando tenías suficiente, comprabas. Ahora, es al revés: te lo compras, y ya lo pagarás.

¿Diferencia? Antes guardabas un poquito, y a lo mejor, incluso el banco te daba algo por tus ahorros. Ahora pagas tú por los ahorros del banco (más), aunque tienes lo que quieras ya.

Antes, si no te daba para comprarte algo, no te lo comprabas. Ahora, si no te da para pagar lo que ya compraste (y que a lo mejor, incluso, ya ni funciona), pues te entrampas. Un poco más, si es preciso.

Y esto me lleva al tema de la vivienda, aunque lo dejo para otro post.

2007/08/17

Hazte donante, es emocionante

Autobuses Cruz Roja

Recurro, para titular este post, a un lema que vi en la facultad de Teleco, hace ya muchos años, con motivo de una visita del autobús para conseguir sangre.

Tal vez no es, sin embargo, el mejor de los lemas. Donar sangre no tiene mucha emoción, es algo bastante sencillo, sin efectos secundarios, y poco doloroso. Un pinchacito, un poco más gordo que para un análisis de sangre, un cuarto de hora tumbado moviendo la mano, y listo. Ni siquiera es necesario, como mucha gente piensa, acudir en ayunas, más bien todo lo contrario.

¿A cambio? Pues tu sangre, un elemento necesario para salvar vidas.

La donación de sangre es, hasta ahora, la única forma de conseguir la sangre necesaria en las transfusiones que se realizan en los hospitales. No hay forma de sintetizarla, no sabemos construir sangre artificial. Así que es una de las pocas cosas que uno puede hacer con la certeza de que el esfuerzo merece la pena.

Una acción verdaderamente altruista, pues no hay remuneración a cambio. Aunque sí resulta interesante que, dado que la sangre de cada donante es analizada, sirve como chequeo periódico: el resultado del análisis se remite al donante, de modo que si aparece algún problema lo sabremos enseguida.

Aunque no se dice en las noticias, pensemos que cada vez que oímos hablar de los accidentes de tráfico, las víctimas, las tragedias, hay detrás una necesidad de sangre importante. Y pensad que le puede pasar a cualquiera, ninguno estamos exentos de necesitar sangre alguna vez.

2007/08/13

Gracias a Dios, ¡nos fuimos!

Buscando un enlace he llegado a una página que visité en tiempos, y quedó perdida en el olvido. Se trata de opuslibros.

Esta web, por lo que recuerdo, comenzó siendo un reducto donde se podían leer ciertos libros secuestrados, obras críticas con la Obra, que tuvieron un destino poco feliz, posiblemente con ayuda de los hilos que se mueven desde ella. De hecho, uno que empecé a leer a ratos, dejó de estar disponible en la página web al volver a estarlo en el MundoReal.

Ahora la página es un conjunto de recursos sobre lo que hay en el Opus Dei, elaborada y mantenida por personas que estuvieron dentro, bastante dentro y bastante arriba.

Sigue siendo una buena referencia no sólo en cuanto a libros e información sobre la Obra, pues también incluye libros que fueron útiles a quienes alguna vez se enfrentaron a la dura tarea de salir, rompiendo con los "amigos", con las propias "creencias", cambiando de vida, en definitiva.

En cualquier caso, como dicen en su FAQ, no es una web contraria al Opus; simplemente, reúnen y hacen pública "información fiable sobre el Opus Dei a la que pocos tienen acceso", y se ofrecen como "punto de referencia y apoyo para las personas perjudicadas por las prácticas del Opus Dei".

2007/08/09

Bibliomula

Cada vez más, el ingenio se aviva para llevar lectura a donde no llega. En microsiervos leo que, en Venezuela, están usando mulas para llevar libros una vez a la semana a varios pueblos andinos, bastante aislados del resto del mundo.

Los niños que allí viven tienen así acceso a la lectura, y los encargados de este proyecto aprovechan para fomentar la lectura. "Pero se trata de algo más que eso. Estamos ayudando a educar a la gente sobre otras cosas importantes, como el medio ambiente. Ahora todos los niños están sembrando árboles. Hacemos todo lo posible por mejorar la calidad de la vida de estas comunidades y por conectarlas".

Más info aquí.

2007/08/06

Si vas en coche a comprar el pan...

Hace unos días publicaba El País una noticia que, a mi juicio, se veía venir. Resulta que, tal y como está el precio de la gasolina, resulta más rentable convertir el trigo en combustible que en pan.

En Directo al paladar hablan también de ello, con respecto a los cereales, la fruta, o a los productos derivados de éstos.

Es evidente que, si todo el mundo llevase el ritmo de vida occidental, nos iríamos al carajo. No es viable realizar el consumo de recursos que realizamos salvo que, como ocurre, seamos unos pocos quienes lo realizamos. Y los chinitos, que sigan montando en bici.

Ahora, para solucionar ese problema, se nos ocurre la maravillosa idea de cultivar para producir combustible. Como idea podría estar bien: en lugar de tener que esperar millones de años para disponer de combustibles fósiles, sólo tendremos que esperar un año. Pero quitarle el pan a la gente para que pueda montar en coche... Veremos qué ocurre cuando cojan el coche para ir a comprar el pan y no haya.

Por otra parte sería, posiblemente, engañoso, llegar a la conclusión de que "el hambre en el mundo" aumentará por esto. Este problema no se da exclusivamente por una falta de alimentos (ver, por ejemplo, este artículo), así que reducir los alimentos disponibles no creo que empeore demasiado la situación. Otra cosa es que el aumento del precio de alimentos básicos pase factura a quienes, actualmente, sí tenemos qué comer.

Tal vez la próxima genialidad sea cuando se mejore algún proceso que permita mover motores con el resultado de procesar algún tipo de basura, orgánica o inorgánica (por cierto, siendo tan bueno esto segundo, resulta sospechoso que no sepamos nada más). Seguro que alguien lo estropea creando plantas que generen basura en cantidades industriales, para convertirlas en combustible.

"La comida es básica para nuestras vidas. No estaría bien que no fuera más que un combustible que nos permitiera movernos más rápido, acelerando así el consumo de la Tierra y sus recursos"
Carlo Petrini, fundador y presidente de la organización slowfood

Basura en las calles

Hace unos días ya, supimos de la iniciativa de un australiano que, no pudiendo aguantar la suciedad que llenaba la plaza Alberdi (en Tucumán, Argentina) se puso a limpiarla.

En lugar de refunfuñar y quejarse, compró unas escobas, habló con la gente que había en la plaza, vecinos, comerciantes, y les animó a ayudarle. Consiguieron llenar 17 bolsas de basura, para vergüenza de los responsables de la limpieza.

(Me) Resulta indignante ver el desprecio por la limpieza de la calle, que la gente tire las cosas fuera del coche (supongo que por mantener su coche limpio, claro), o que ignore la presencia de papeleras, muchas veces al lado, y tire lo que no necesita al suelo.

Muchas veces, si les preguntas, te encuentras con la triste excusa de que hay que dar trabajo a los barrenderos. Pues nada, que rompan bombillas y destrocen puertas, quiebren cristales y quemen muebles. Sobre todo, los de su propia casa, para así dar trabajo a cristaleros, carpinteros y ebanistas. Pero que les paguen ellos, y aguanten ellos el desorden.

Nosotros, los que preferimos la limpieza, recordamos a esa gente que no nos gusta que tiren sus desperdicios a la calle. El sábado pasado, cenando con unos amigos, lo comentó alguien. Y también, en el artículo citado, dice "el artesano Gómez: los otros días íbamos caminando por el cerro San Javier y se me cayó un ticket del supermercado; Warwick lo levantó y me dijo: esto es tuyo. Me obligó a guardarlo hasta que pudiera tirarlo en un cesto". La compañera de cena tuvo peor suerte: al comentario de "Chicas, se os caído esta bolsa [de patatas]", recibió la natural respuesta de que no, que se habían terminado las patatas, por eso la habían tirado. Por lo menos no le llamaron nada feo, que también pasa.

Puede haber esperanza: "Warwick recordó que hace unos 40 años, ocurría lo mismo en Australia, en particular en su ciudad, Sydney. Pero el Gobierno impulsó que en las escuelas se enseñe a limpiar los lugares públicos; se hizo una campaña intensiva por televisión y además se establecía un día al año de limpieza, por parte de los vecinos y escolares, de una plaza o de un parque. Con el tiempo, eso fue generando una mentalidad. Hoy en Australia no se ve ni un papel tirado en las calles".

2007/07/31

Analistas a Costco: no tratéis tan bien a vuestros empleados

Hace ya tiempo que leo el blog Chief Happiness Officer, en el que Alexander Kjerulf habla sobre las ventajas de la felicidad en el trabajo.

Por un lado, un trabajador feliz es más efectivo. A corto plazo, haciendo más y mejor trabajo, y a largo, proyectando su imagen sobre la de la empresa. Por otra parte, sobresale la idea de que pasamos demasiado tiempo en el trabajo como para elegir uno que no nos guste.

Como en todo, no se puede generalizar. Pero sería bueno, para ambas partes, plantearse las ideas respectivas.

Lo que me resulta aún más chocante es que no sólo los trabajadores o los empresarios opinan a este respecto. Los analistas financieros también tienen voz, y parece que no han pillado el concepto de la felicidad en el trabajo.

En este post, Alex habla sobre CostCo, una compañía norteamericana de supermercados que destaca por el buen trato que da a sus trabajadores. Sueldos más altos, planes sanitarios y otras ventajas, que dan lugar a que la rotación de empleados sea mínima, al igual que los hurtos por parte de los empleados. Y que los clientes, animados al ver que los bajos precios no se deben al maltrato de los empleados, compren allí.

Las cuentas, así como el precio de sus acciones, reflejan este buen resultado. Pero a algún analista no se le ocurre nada mejor que sugerir que tratan los empleados demasiado bien.

Lo peor no es que los empresarios, o incluso los analistas, tengan esa mentalidad del "recurso humano" antes que del "ser humano". Lo más grave es que los analistas ejercen presión sobre empresarios que pueden perder esa mentalidad, o dejar de plantearse ciertas cosas por ver cómo la opinión sobre su empresa empeora.


Por suerte, se ven iniciativas en este sentido. Me he encontrado que Consumer, justo hoy, publica el artículo Empleados felices, mayor productividad. A ver si cunde el ejemplo.

2007/07/28

Bases de datos de marketing

Hoy me he llevado una grata sorpresa. Me resulta habitual recibir llamadas de teleoperadores intentando venderme tarjetas de crédito, planes telefónicos o, incluso, promociones de Marina D'Or.

Suelo quitármelos de encima, sin demasiados problemas, con la técnica del disco rayado, según cuenta M. J. Smith en su libro, Cuando digo no, me siento culpable. Entre éste y el de Dyer, Tus zonas erróneas, cualquiera puede aprender sobre la asertividad todo lo que necesita. Y todo el mundo debería aprender algo.

Algunas veces, sólo algunas veces, me da por preguntar de dónde han sacado los datos.

La sorpresa es que hoy, después de que la chica haya desistido de venderme nada, me ha dicho que "en cumplimiento de la legislación vigente le informamos de cómo hemos obtenidos sus datos". Por lo que me dice, vienen de fuentes de público acceso, concretamente la base de datos mantenida por yyy, con dirección zzz, y sepa que puede ejercer su derecho de acceso, rectificación, etc.

No es muy útil, pero es un buen cambio: hasta ahora sólo había conseguido lo de "proceden de bases de datos para marketing de acceso público". Por supuesto, acceso previo pago, imagino.

Ya que estamos, otra cosa que hago de vez en cuando, al dejar mis datos, es "marcarlos". Pongamos que, en vez de apellidarme García, me apellido Garfía. O que vivo en la calle de la Lunna, en lugar de la Luna. El correo llega, pero si tienes unas cuantas variantes, da pistas sobre el camino de tus datos.

Otra cosa que quiero hacer alguna vez, aunque nunca me acuerdo, o no lo encuentro, o no me apetece en ese momento, es usar el cuestionario antitelemarketing. Consiste en tomar tú las riendas y, más o menos, terminar entrevistando al entrevistador.

AllBran, Coronado, fibras y otros inventos

Ayhesa me recuerda algo que leí en El manto amarillo, de T. Lobsang Rampa, podríamos decir que el introductor del budismo tibetano en occidente. No está muy claro si es un monje budista o hijo de un fontanero irlandés. En cualquier caso, en sus libros habla de religión pero, sobre todo, de la vida de los monjes budistas. Cuenta muchas cosas discutibles, entrando en asuntos místicos y cuasidivinos, pero también médicos o del día a día. Y a pesar de las calificaciones de fraude, tiene su gracia.

Un lama maestro, enseñando a sus alumnos, dice:

-La peor dolencia de la humanidad es... -hizo una pausa buscando un efecto dramático mientras nosotros pensábamos en la peste y el cáncer- es el estreñimiento. El estreñimiento causa más mala salud en general que cualquier otra enfermedad. Sienta la base para enfermedades mucho más graves. Le hace a uno perezoso, mal humorado y perverso. ¡Pero el estreñimiento puede ser curado! -Hizo otra pausa y miró a su alrededor-. No mediante grandes dosis de cáscara sagrada, no mediante litros de aceite de castor, sino bebiendo el agua suficiente. Tened en cuenta que comemos. Tragamos la comida y tiene que pasar por nuestro estómago y nuestros intestinos. En los últimos unos pelos cortos llamados "vellosidades" (son huecos con tubos) chupan el nutrimento de la comida en digestión y digerida. Si el alimento es demasiado pesado, demasiado "sólido", no puede entrar en las vellosidades. Queda impactado formando masas duras. Los intestinos deben "retorcerse", como podemos llamar a la acción de la peristalsis, y eso empuja al alimento a lo largo del tubo digestivo, haciendo lugar para más alimento. Pero si el alimento es sólido el único resultado de la peristalsis es el dolor y no el movimiento. En consecuencia, el agua es muy necesaria para ablandar la masa.

Avisados estáis: hay que leerlo con reservas, pero tiene bastante interés.

2007/07/23

¿Cuántos años tienes?

Leyendo el último número de Cryptogram me entero de una noticia que me trae recuerdos. Resulta que Sony Pictures pone a disposición de todo el mundo los trailers de sus nuevas películas. Por supuesto, algunas de estas películas no son aptas para todos los públicos, por contener escenas de desnudez o violencia. ¿Cómo saber quién puede ver estos trailers y quién no?

Lo mejor que se les ha ocurrido es pedir una serie de datos para realizar una supuesta validación. Superada ésta comienza el trailer, que va precedido de una pantalla de un color, distinto según la calificación de la película. Y, claro, esperamos que los niños dejen de ver el vídeo al ver la pantallita.

Pues bien, lo primero que me viene a la mente son las pantallas que aparecían al ejecutar el juego de Larry había que contestar con tu edad, y luego una serie de preguntas. Estas preguntas debían ser obvias para cualquiera de esa edad (o superior), y estaban relacionadas con cine, música, literatura, personajes famosos (reales o ficticios), o temas "para mayores".

Recuerdo, no obstante, que me costaba entrar debido a la relación con la cultura americana. Tal vez por eso no se haya sabido mucho más de este sistema.

El análisis que realiza Schneier parece sensato: Sony no se esfuerza demasiado en impedir que los menores vean sus trailers, aunque quiera dar la impresión de que sí lo hace. Tal vez, incluso, el hecho de que el trailer empiece con la pantalla que indica "no puedes ver esto, está prohibido" no sea sino un aliciente para que los chavales lo intenten.

2007/07/20

Energía solar para todos

No sé si alguno os habéis planteado el interés de invertir en energía solar. Por una parte, el lado ecológico nos invita a participar en el uso del sol para generar energía, evitando así (aunque sea un poquito) la necesidad de otras fuentes no renovables. Por otra, dado que la electricidad producida a partir de energías renovables está "subvencionada" (por ley, las compañías eléctricas están obligadas a comprarla, y a precio fijo), resulta rentable la instalación de placas solares. A largo plazo, eso sí, pero rentable. Pero, ¿cómo hacerlo?

La opción de Juan Palomo pasa por tener desde un campo sin mucho uso y con muchas horas de sol, hasta un tejado orientado al sur, y montar las placas que quepan. Después hay que ocuparse del mantenimiento y demás. En el otro extremo, está la de recurrir a una serie de empresas dedicadas a montar huertas solares, esto es, la primera opción, pero a lo grande. El problema es que la inversión mínima es, en este caso, algo elevada (cerca de 90.000 euros, según opde o inext). Y que así, a priori, queda el negocio un poco alejado, no inspira total confianza.

En Barcelona se han liado la manta a la cabeza y han creado el proyecto Olas Solares. La Fundación Tierra ha montado una instalación de paneles solares, cuya financiación ha corrido a cargo de pequeños inversores. Las participaciones eran de entre 1000 y 3000 euros, y la instalación se ha realizado sobre el tejado del Mercado del Carmel, en pleno casco urbano. Las expectativas de rentabilidad son similares a las grandes huertas, alrededor de un 10%. Esto significa que en unos 10 años se recuperaría la inversión, y se tendrían beneficios a partir de entonces, durante otros 15 años aproximadamente.

Parece que en dos meses cubrieron la oferta, así que no se puede decir que no hay interés. Empresas, aquí hay negocio.

A ver si en Madrid alguien hace algo parecido...

Visto en Ecovivencias


Interesantes novedades, aquí.

2007/07/16

Aprendiendo a ser pastor

En la revista Consumer de este mes dedican un artículo a la trashumancia, esta antigua tradición. La califican como "una manera eficaz de proteger la biodiversidad y mantener las vías pecuarias para que continúen siendo corredores ecológicos, refugio de fauna y flora". Actualmente la trashumancia sigue siendo necesaria, pues las ovejas no han aprendido a hacer la compra en el súper, y hay que llevarlas donde está la comida. Los ganaderos sí han evolucionado, y la mayoría de las veces recurren ya a los camiones. Hay quienes resisten, de todos modos: "De las 46.000 reses que recorrieron las calzadas en 1990, 31.000 lo hicieron andando. 15 años después, 30.000 fueron trasladadas en camión, y 18.000 salvaron la distancia por los caminos". Y eso es bueno para todos, pues el uso de las cañadas contribuye a su conservación, y las podemos disfrutar todos. Hay que tener en cuenta que se trata de espacios protegidos, con su propia legislación, y que son uno de los pocos reductos que quedan a la gente que reclama su derecho al movimiento no motorizado, que quiere ir de un pueblo a otro sin usar coche para recorrer un kilómetro, sólo porque no puede cruzar andando la autovía de cuatro carriles que los une. En algunos casos han sido invadidas por el asfalto, como en el caso de Madrid. Sólo de forma anecdótica, una vez al año, los rebaños recorren las calles madrileñas para recordarnos que siguen teniendo derecho a usar la cañada, por mucho asfalto que tenga encima. En otros casos, las vías pecuarias sufren el acoso de constructores de carreteras y de urbanizaciones, o incluso de agricultores, que estiran sus tierras más allá de lo correcto. Pero lo que me lleva a escribir esto es otra cosa, en realidad. Leyendo el artículo que citaba al principio, me resultaba curiosa la escasez de pastores (mira, una profesión sin paro). Y hoy, pocos días después, leo una noticia que habla de unos cursos de verano (anda, como los de la Menéndez Pelayo) donde enseñan la casi extinta profesión del pastoreo. ¡Tres hurras por los alumnos!

2007/07/12

Blog sin humo

Me entero hoy, tiempo después de que esto naciera, de la "campaña" de blogs sin humo. Dedicada, imagino, a gente que busca refuerzos positivos mientras deja de fumar, o porque lo ha dejado y se esfuerza en no volver, o lo que sea. No es mi caso, pues nunca he fumado. Bueno, sí, una vez, en una boda con pocos años. Del mal rato que pasé tosiendo creo que se me quitaron las ganas.
El caso es que ahora, cada vez que entro en un restaurante y veo ese cartel, me alegro, como me alegré cuando se dejó de fumar en el trabajo.
Aunque prefiera que la gente no fume (destrozo que se hacen), cada cual es muy libre. Y, total, son impuestos que van a las arcas públicas.
Pero me alegro porque los sitios huelen mejor, no tengo que estar soplando a los fumadores, me quito una fuente de estrés. Y me alegro de que la gente no fume porque, aunque no todo el mundo es igual, hay mucho guarro.

2007/07/11

Cariño, ¿qué hacemos con los niños?

De nuevo No Impact Man publica un post que no puedo resistirme a difundir. Como dice la gente en los comentarios, es de los que alegran el día. Yo estoy de acuerdo, y pienso además en otra conversación en la que alguien se sorprende de los padres, que tiemblan ante la perspectiva de tener que entretener a sus niños cuando se terminan las clases.

Un lector me pregunta cómo hacemos para entretener a Isabella sin TV o videojuegos:

Hacemos torres con bloques de madera y nos partimos de risa cuando se caen las torres.

Cerca de la hora de irse a dormir, nos sentamos en el sofá, escuchamos música clásica en la radio de manivela, y tratamos de tararear. Isabella se chupa el pulgar y, si está generosa, levanta su pulgar izquierdo para que Michelle o yo lo chupemos.

Nos sentamos en las escaleras del edificio vecino y hablamos con la gente que pasa. Isabella elige el escalón, y dice "Siéntate aquí, papi".

Paseamos, sin ir a ningún sitio en especial, e Isabella me enseña cómo puede correr, moviéndose mucho, en su aún torpe manera, igual que el hombre de hojalata antes de que Dorothy le echase aceite.

Bailamos y bailamos y bailamos.

Nos turnamos en hacer ataques de besos a mamá.

Meto mi dedo bajo el brazo de Isabella y lo dejo ahí hasta que ella dice "muévelo". Lo hago, y nos tronchamos de risa.

Hablamos sobre todas las cosas que vemos, y les decimos hola a todas: "hola coches, hola casas, hola cielo, hola árboles, hola perro, hola señora".

Montamos en bici hasta el Hudson River Park, donde Isabella siempre anda hasta las vías y dice, "hola, río, ¿cómo estás?"

Jugamos en la fuente de Washington Square Park, donde Michelle se preocupa de que el agua esté demasiado sucia, pero no puede evitar contagiarse de la alegría de Isabella.

Vamos a la nueva piscina para niños y sus padres en Thompson Street, en SoHo, donde un chico de 11 años sigue intentando chocar los cinco con Isabella y ella sólo sonríe, pues es demasiado tímida.

Comemos montones de sandwiches de queso al grill cortado en tiras largas y yo intento, sin éxito, que Isabella no se limite a zamparse el queso y dar el pan a Frankie, el perro.

Hacemos pan juntos, lo que significa que yo hago el pan, e Isabella se pone de pie en una silla, saca todo de los cajones de la cocina y lo deja caer al suelo.

Cocinamos juntos, lo que significa que yo cocino, e Isabella se pone de pie en una silla, saca todo de los cajones de la cocina y lo deja caer al suelo.

Removemos la colada en la bañera juntos. "Estoy salpicando con los pies", dice Isabella.

Lavamos los platos juntos. "¿Te ayudo, papi?"

Hacemos peleas de mentira en la cama.

Montamos sin destino en el NoImpactoMóvil (nuestro triciclo con asientro atrás para Isabella), viendo qué podemos ver, y cantando This Old Man si hace sol, y The Old Man is Snoring si está lloviendo.

Aporreamos cosas haciendo mucho ruido.

Si Michelle no está, le decimos cosas de todos modos y nos preguntamos si podrá oírnos en su cabeza.

Probamos a ver quién puede gritar más alto.

Jugamos al escondite

Examinamos el cuerpo de Isabella en busca de heriditas y las besamos.

Jugamos a saltar muy, muy alto

Vamos a los columpios

Vamos en bici hasta el puente de Brooklyn y paramos en medio para mirar los otros puentes, que Isabella adora.

Vamos a algún sitio con Hanna, la mejor amiga de Isabella. Cuando se saludan se abrazan muy fuerte, pierden el equilibrio, se caen y empiezan a llorar. Entonces las animamos poniéndolas una al lado de la otra en el NoImpactoMóvil y tocando mucho el timbre.

Hacemos coletas en el pelo a Isabella y entonces ella va y se las enseña a "mi hermana Frankie", el perro.

Jugamos a pillar con Frankie, e Isabella se troncha.

Leemos libros.

Llamamos a los abuelos por teléfono, e Isabella se pone tan nerviosa que habla demasiado rápido y no le salen las palabras.

Y al ir a dormir, cantamos "Somewhere over the Rainbow", y una canción de James Taylor, You Can Close Your Eyes.

Padres, no será por ideas...

2007/07/10

Agua mineral, ¿mejor que la del grifo?

Agua del grifoLeyendo un post de No Impact man me viene a la cabeza un post que leí hace un tiempo no sé dónde. En él se desmontaban unas cuantas ideas acerca del agua mineral, arraigadas en la conciencia colectiva probablemente gracias a la publicidad.
Ahora, rebuscando, veo numerosas fuentes que repiten una serie de datos; entre ellos, una historia que tal vez aún recordéis: en 2003, saltó a los medios el fiasco de Aquafina (marca de agua de Pepsi), que envasaba agua del grifo después de someterla a un proceso de depuración. El resultado de este proceso era que un 60% del agua iba al desagüe, y el resto se vendía a 0,85 euros (en España), en lugar de a 0,00075 euros / litro que cuesta el del grifo.
Otras cosas que se cuentan:

  • El agua embotellada no siempre es más "higiénica" que la del grifo Cuenta un estudio holandés que, "tras analizar el contenido de 68 marcas comerciales procedentes de 16 países, los autores encontraron rastros de bacterias, entre otras de las familia del estafilococo y de 'Legionella', en el 37% de ellas y de hongos en un 4%". Por otra parte, mientras que la calidad del agua del grifo está regulada y vigilada por ley, no siempre ocurre lo mismo con la embotellada. Hay mucha, muchísima información [en] aquí, en inglés (algunas cosas, en español).
  • El agua embotellada genera residuos Las botellas de agua suelen ser de PET o plásticos similares. Cada botella puede tardar 1000 años en degradarse, además del consumo de materias primas y energía que implica su fabricación.
  • El agua embotellada implica gasto de combustible Además, para que la botella llegue a nuestra casa, hace falta una red de transporte, normalmente consumidora de combustibles fósiles, y contaminante. No deja de ser irónico que alguien de Estados Unidos, por ejemplo, tenga que hacerse traer su botella de Évian desde Francia para, simplemente, echar un trago de agua.
  • Los mayores consumidores son los que menos lo necesitarían Los países del "primer mundo", los que más dinero pueden permitirse gastar en agua embotellada, tienen las mejores redes de distribución y, por tanto, el agua de mejor calidad.
  • El agua embotellada es más cara que la gasolina Dependiendo de dónde, de marcas, etc. Pero si no, no anda demasiado lejos. Para tratarse de un bien de primera necesidad, no está mal. Lo que está claro es que, para los fabricantes, es buen negocio.
  • El agua embotellada sabe mejor que la del grifo En la mayoría de sitios recomiendan utilizar un filtro. Yo vivo en la provincia de Madrid, donde la calidad del agua es excelente, así que no tengo experiencia al respecto. Sí es cierto que en otros sitios donde he estado evito el mal sabor del agua del grifo, pero no sé hasta qué punto un filtro arreglaría el problema. EN cualquier caso, habría que ver si compensa.
Otra tendencia que me agrada mucho es que, en Estados Unidos, donde tantas tendencias empiezan, [en] en algunos restaurantes de categoría están empezando a favorecer el consumo de agua del grifo (aquí en español). Separándose de la tendencia, que ya lleva pocos años llegando a España, de las cartas de agua y el gourmetismo, sirven agua del grifo sin otra opción. Veremos cuánto se tarda aquí en recobrar el sentido común.
Y para terminar, os remito a otro artículo la mar de completo. Tanto, que si lo hubiera visto al principio, tal vez no hubiera escrito éste.

Actualización: El País también escribe en esta línea, informando de que los ayuntamientos de varias ciudades del mundo se posicionan contra la contaminación que representan las muchas botellas tiradas a la basura.

2007/07/06

No queremos ir de compras

En AlterNet (ojo, en inglés) alguien se propone no comprar nada nuevo en un mes. Está permitido comprar cosas de segunda mano, con excepción de comida, medicinas (obviamente) y ropa interior. No se trata de cambiar el mundo, total, es un mes. Pero sí de tomar conciencia de hasta qué punto somos dependientes de consumir recursos.
No nos engañemos: cada cosa nueva que compramos ha necesitado de unas materias primas, una mano de obra y una energía para llegar a ser. Podríamos añadir lo necesario para que haya llegado a nuestras manos, a veces desde muy lejos. Y, normalmente, comprar algo nuevo significa tirar algo que ya no usaremos porque está antiguo, roto, o pasado de moda.
Me llama especialmente la atención que la protagonista de esta historia, más allá del reto, busca información. Así que se pone a hablar con economistas sobre las ideas que surgen al respecto, muy del discurso norteamericano: así contribuyes a frenar la economía, el consumo, etc. Como dijo un presentador de radio, dirigiéndose a un líder de un movimiento que promueve la reducción de consumo: Sois malos para América, y sois malos para la economía.
La cuestión es que, dice uno de esos economistas, si la gente se volcase en no comprar, posiblemente resurgirían los fabricantes de cosas que duran, como las que se hacían antes. Más caras, pero más duraderas. Con posibilidad de arreglarlas cuando se rompen, sin que el arreglo cueste más que el cacharro nuevo.
Otra conclusión interesante a la que llega la no-compradora, tras leer un estudio sobre el impacto ecológico que representa cada compra, por categorías, es que de las 50 categorías, 7 de ellas representan la mayor parte del total. Y no se trata, precisamente, de las que compramos (o no) todos los días, sino de las grandes, como casas o coches. Así que, después de todo, tal vez resulte no sea necesario ponernos tan radicales como para dejar de comprar del todo; lo más sensato será, seguramente, comprar con mesura, lo que sea necesario, y teniendo en cuenta qué implica que lo que compramos haya llegado a nuestras manos. Y, claro, pensar más cuanto más grande es la compra.

2007/07/03

Pide una bici a la DGT

En respuesta a la iniciativa por parte de la DGT de financiar la obtención del carnet de conducir a los jóvenes, Ecologistas en Acción de Salamanca propone que le pidamos una bicicleta a la DGT. Puede que, mirada de forma estricta, dicha propuesta no tenga ni pies ni cabeza. Como dice alguien, en todo caso, que la financien. Mira, pues sí, también podría ser. Pero es que la DGT está para otras cosas, o sea, para lo del tráfico, que es lo de los coches. O no, porque también las bicicletas son tráfico. Y si la DGT tiene, entre otras preocupaciones, la de reducir el número de accidentes de tráfico, ¿no sería bueno quitar coches de las carreteras y reemplazarlos por bicicletas? Por otra parte, moverse en coche tiene unos gastos sociales que no se suelen considerar. Si los tuviéramos en cuenta, igual lo de regalar la bicicleta tampoco es tan descabellado. Podrían pedir ayuda económica al ministerio de Sanidad: si usamos la bicicleta habrá menos colesterol, obesidad, enfermedades pulmonares. Es evidente que cada cual hará luego lo que quiera. Pero sería interesante una campaña del tipo:

La DGT te ayuda a moverte, tú eliges: te financiamos el carnet y te mueves cuando tengas coche, o te financiamos la bici y te mueves desde el primer día.

Pero qué listos que son los gatos

Hace poco escribía Ayhesa, gatófila consumada, acerca de una curiosa noticia. Un riguroso estudio ha permitido llegar a la conclusión de que los gatos, de puro listos, decidieron domesticarse a sí mismos y así, sólo con poner cara de lindo gatito, recibir su lata de Whiskas, en lugar de tener que andar por el monte cazando alimañas. ¡Qué espabilados!
Justo como el que ayer, al dejar la puerta de la terraza de la cocina abierta e irme a otra cosa, me encontré en el baño, en el otro extremo de la casa. Es un gato reincidente, aunque hasta ahora sólo había llegado a pasearse por la terraza. Y no es demasiado espabilado, porque la pechuga de pollo que había en la cocina no sufrió daño alguno. Aunque el gato, si vuelve a intentarlo, tal vez tenga menos suerte... le salvará que seguramente será más rápido que yo. Pero lo veremos.

2007/06/27

Librerías, no todo está perdido

Dicen las malas lenguas que los grandes centros comerciales, y las grandes cadenas, están acabando con las librerías de barrio. Esas en las que los que te atienden son libreros (y no dependientes de la sección que toque), que saben de libros, que llevan mucho, mucho tiempo en el sector.
Quizá es que la gente aprovecha la compra semanal para hacerse con los últimos bestsellers, que como su nombre indica, son los que más se venden y, por tanto, los que dejan dinero. Y claro, cualquier librería que se precie debe tener no sólo esos, sino muchos otros. Que se venden poco, y que no dejan tanto. Y como además la gente no va, pues mal vamos.
Pero aún hay esperanza: hay lectores que distinguen, que valoran lo pequeño, lo personal, al librero por encima del vendedor. Y que como dicen los angloparlantes, está dispuesta a defenderlo poniendo dinero y trabajo.
Gracias a convalor llego a la noticia de El País, donde cuentan que ante el cierre inminente de una librería por razones personales de la dueña, los clientes han hecho piña y se han convertido en libreros.
Habrá que ir a hacerles una visita.

2007/06/25

Zonas oficiales Bookcrossing

Con valor reseña que algunas bibliotecas de A Coruña ofrecen un pequeño espacio para realizar bookcrossing. En Madrid (y no sé si fuera, si es que las hay) también se han apuntado las bibliotecas de Cajamadrid.
Es de agradecer la simbiosis de estos dos elementos, el préstamo "formal" y el intercambio aventurero, a pesar del riesgo de confusión, de no diferenciar una cosa de la otra. Dejando esto aparte, hay ventajas:

  • Es difícil luchar contra la "burocracia" de las bibliotecas; si uno quiere donar uno o varios libros, resulta difícil o imposible.
  • La zona de cruce es visitada por un "público" que comparte ciertas características. Si va a la biblioteca ya cabe suponerle, al menos cierto aprecio por los libros.
  • El ambiente es propicio: no sólo porque no llueve, también porque la idea puede encontrar a lectores receptivos.
El bookcrossing consiste en dejar, a disposición de otros, los libros propios. Desde la opción más tradicional del préstamo (esperando que vuelva o no) hasta, simplemente, dejarlo, y alguien lo recogerá. La página anterior permite, como extra, poder hacer seguimiento de los libros, quién los lee, qué opinan, por dónde anda el libro.
El crecimiento de esta modalidad de compartir libros es variado, a veces mayor, a veces menor, pero yo diría que constante. La cobertura de los medios tiene picos, pero el boca a boca, las iniciativas institucionales (con más o menos acierto) ayudan a dar a conocer la idea. Luego depende ya de cada cual darle o no una buena acogida.

2007/06/19

¿Por qué debería subir la gasolina?

¿Qué? ¿Cómo que debería subir la gasolina (o el gasoil, tanto da)?
Curiosamente he visto esta idea, u otras cercanas, propuestas en varios sitios: en la lista de correo de Pedalibre citando al libro El economista camuflado, o en el blog de Freakonomics, relacionado con el libro del mismo título.
La idea es que conducir un coche tiene un coste, más allá del que supone repostar, cambiar el aceite y las ruedas, o pagar el seguro. Lo que pasa es que, curiosamente, ese coste no lo paga quien conduce.
El coste del que se habla tiene que ver con la contaminación, el ruido, la prevalencia del tráfico rodado sobre otros espacios (carreteras frente a parques o espacios peatonales) e incluso los atascos que afectan a otros conductores. Al no estar directamente asociado al uso del coche, el conductor no suele tenerlo en cuenta.
Las propuestas para reasignar este coste se dirigen a cobrarlo al conductor en forma de impuesto sobre el combustible, peajes por entrar en las ciudades, u otra medida afín.
Otro blogger estimaba como deseable, ya hace tiempo, el aumento gradual de unos 25 centavos de dólar por litro.
No sé hasta qué punto es viable, en España, aplicar estas medidas: la carga impositiva es de alrededor del 30%, que no parece poco. Tal vez explicando mucho qué se haría con ese dinero extra, y dejando que la gente aceptara las bondades de esos usos. En otro caso pasaría como con el céntimo sanitario que se propuso hace ya dos años, y que dio lugar a comentarios poco bonitos.
Curiosamente una de las maldades que se le achacaban es que gravaba el consumo de forma no proporcional a la renta. No tengo muy claro por qué debería ser de otro modo, si lo que se compra es lo mismo, sirve para lo mismo, contamina lo mismo. En el post anterior dan un argumento más técnico: los impuestos sobre la renta desincentivan el ahorro y la inversión.
No sé si una subida de impuestos conseguiría reducir el consumo. Tal vez, si bajara el consumo bajaría el precio, y volveríamos a empezar. Lo que sí se podría conseguir, por ejemplo, es valorar de forma global los precios del transporte. Ahora mismo resulta muchas veces más barato hacer un viaje en el coche particular que hacerlo en autobús, no digamos en tren. Si los precios que se pagan estuvieran ajustados con criterios de gasto energético, emisiones, etc., es posible que cambiasen algunas cosas.

2007/06/18

El Corte Inglés

A través de una noticia de bottup nos enteramos de que desde sindicatos de El Corte Inglés se pretende terminar con la opacidad informativa que rodea a esta empresa. Para ello piden que enlacemos la página de la Sección Sindical de UGT en El Corte Inglés. La iniciativa me parece interesante, aunque quizá quienes la promueven no están al tanto de la globalidad de este medio y la distribución de idiomas hablados por los posibles visitantes, por lo que la efectividad de su acción será menor de lo que podría ser. Para quienes no hablamos catalán (no porque nos caiga gordo, sino simplemente por falta de razones) es posible ver un resumen en castellano en otro blog. También es posible conseguir información "alternativa" (pues toda lo es, salvo la de cuándo empieza la primavera o la Navidad) leyendo el libro Biografía de El Corte Inglés , que también sufrió la citada opacidad. Eso sí, nadie espere leer demasiado sobre los entresijos del día a día de estos grandes almacenes; el libro habla, sobre todo, de historia. Y la historia de ECI es la de los fundadores, mucho antes de que fundaran nada, y hasta la publicación del libro. Para gente de mi edad resulta curioso ver cómo aparecen nombres que nos suenan, de una época donde aún no prestábamos mucha atención a los telediarios, ni mucho menos a las noticias de economía o negocios y, por tanto, nos han dejado una vaga y borrosa impresión: De la Rosa, Koplowitz, Ruiz Mateos, los Albertos...

2007/05/31

¿Se experimenta de forma ilegal con seres humanos?

A través de librodenotas llego a genciencia, donde hablan de que parece ser que Pfizer ha realizado pruebas de un medicamento en Nigeria administrándoselo a niños con meningitis, algo que nunca antes se había hecho.
Como resultado, "11 niños resultaron muertos y decenas sufrieron serias secuelas quedando ciegos, sordos o presentando parálisis cerebral entre otros problemas".
Leer esto trae inmediatamente a la memoria el argumento de El jardinero fiel, de J. LeCarré. Una vez más, la ficción se anticipa a la realidad (¿o tal vez no?)

2007/05/25

Teatro Circo Price de Madrid celebra el Día del Orgullo Friki

El Teatro Circo Price de Madrid se une a la celebración del Día del Orgullo Friki regalando 1.000 entradas para la función del viernes 25 de Mayo a las 19 h.
Las invitaciones se podrán conseguir a partir de las 12 h de hoy en Callao.
Durante la función se sorteará entre los asistentes el sable de luz Máster réplica FX, de Obiwan Kenobi de Episodio III.

También habrá una unidad de Cruz Roja recogiendo sangre friki.

¡Llevad vuestra toalla!

2007/05/08

Pinto ya tiene oficina del INEM

No es algo que me daría normalmente por escribir por aquí, pero he estado buscando información y no aparece. Como se dice en la revista Pinto, ya hay oficina del INEM en esta localidad.
Tras mucho tiempo de tener que ir a Parla a hacer gestiones con una de las mayores empresas de España, por fin se inauguró hace dos semanas, en el Callejón de San Pedro, aún sin licencia de primera ocupación (pero hay que inaugurar, eso sí).


Más, aquí.

2007/04/19

Ezin dut sinistu asmatu izana

En "No puedo creer que lo hayan inventado", aprovechando un par de inventos, hablan de una casa rural interesante situada en Gaintza (junto a Guipúzcoa) nuevecita, con hilo musical, wifi y nosécuántas cosas más.