2007/10/29

RichDadClub

El sábado pasado me animé, por fin, a dar la cara y asomarme a una de las reuniones de richdadclub, una con juego, concretamente.

No puedo decir demasiado de la gente, porque llegué tarde (convencido yo de que era a las 18 y llevaban ya dos horas...), así que la partida estaba ya avanzada. Por suerte había dos personas en mis condiciones, y nos jugamos los tres una interesante partida.

Por mi parte no sé si fue la suerte del principiante, pero conseguí llegar a la vía rápida. Me llevó 3 horas, aunque se me hizo bastante corto. Nando, el doctor, parece que lo consiguió también, aunque ya estábamos cerrando por ser casi las 21, y no llegó a disfrutar de su "nueva vida". Enrique no tuvo tanta suerte, estuvo la mayor parte de la partida sin ningún negocio entre manos.

Jaizki, como organizador de estas reuniones y experto en CashFlow, anduvo explicando las bases del juego al principio, seguramente a costa de perderse algún turno en su partida.

El caso es que lo pasé bien, y espero coincidir en otra ocasión con más tiempo, y en la partida grande, que se adivinaba bastante intensa y divertida. O en la próxima sin juego a ver, al menos, qué se cuece.

2007/10/26

Sarkozy: uniendo economía y ecología

Como pasa con casi todas las cosas, algunos asuntos son importantes pero bueno, ya habrá tiempo, o que vayan empezando otros, o... hasta que nos tocan el bolsillo. Ahí la cosa cambia, y el problema, que era una cosa muy importante, pero abstracta, se convierte en algo personal e ineludible.

En esta línea encuadraría las interesantes propuestas de Nicolas Sarkozy. La que más llama mi atención viene a buscar una solución a esta cuestión: con el libre mercado, la rentabilidad de hacer las cosas bien es limitada, si alguien que las hace mal puede venderlas más baratas.

Es por ello que propone imponer aranceles a los productos procedentes de países que no respeten el protocolo de Kyoto. Pero además, propone rebajar impuestos sobre productos ecológicos, gravar a los coches más contaminantes, y también penalizar el consumo de energía procedente de combustibles fósiles.

No contento con eso, buscará potenciar el transporte ferroviario y fluvial, en detrimento del aéreo y del realizado por carretera. Eso sí, que alguien le diga que la alta velocidad no es la panacea en cuanto a eficiencia energética, ni en universalidad de servicio.

Por último se dirige a la agricultura, atacando (discretamente) a los productos modificados genéticamente, y promoviendo una reducción del uso de pesticidas.

Un montón de ilusionantes propuestas, de momento. Habrá que esperar si llegan a hacerse realidad en Francia y, si el presidente galo se sale con la suya, en el resto de la Unión Europea.

Para tratarse de la derecha conservadora, y llevar en el poder menos de un año (lo cual aleja sospechas de propaganda electoral), no está nada mal.

2007/10/19

¿Qué fue de la segunda R?

Muchas veces me pregunto por qué tanto énfasis en el reciclaje de vidrio, en los contenedores azules, y nadie se acuerda de algo que era muy normal en España cuando era yo pequeñito.

Entonces ibas a comprar bebida (que, por supuesto, venía en botella de cristal, casi no había otra cosa) y te cobraban unas pesetillas por el casco. Cuando terminabas, devolvías tu casco y te llevabas otra botella, o te devolvían el dinero.

Eso significaba que una botella se usaba muchas veces. Se gastaba vidrio y energía para fabricarla, una vez, y se usaba muchas. Ahora, el máximo objetivo es conseguir ahorrar el vidrio, pero gastando energía para destruir la botella y volverla a construir.

Como uno no duda de la inteligencia de las cabezas pensantes, sólo queda imaginar que todo se debe a que el reciclaje también es un negocio, que hay dinero e intereses detrás. Y como a eso, lamentablemente, estamos tan acostumbrados, pues no hay más que hablar.

El caso es que hay gente que da la vuelta a esto y busca negocio en el reciclaje, pero bastante lejos de los lugares habituales.

Un fabricante de vaqueros te permite devolver los tuyos cuando te canses de ellos, o tengan agujeros, y te harán descuento al comprarte los siguientes.

Ellos reutilizan tus vaqueros (o partes), añaden unos toques de otros tejidos, adornos, etc. y producen una pieza de "rejeanearation", dando una segunda oportunidad al tejido original.

En cuanto a medio ambiente es una buena idea: mejor que reciclar, reutilizar.

Pero para ellos, es aún mejor. Aparte del efecto de imagen, te venden dos piezas, la original y la nueva (con descuento).

Por cierto, no sé qué precios se gastan con la ropa nueva, pero la falda de la foto la venden por $350... En fin, es lo que tienen los tejidos orgánicos y la artesanía.

2007/10/09

Arquitectura verde

Bloques edificios verdes

Hay que reconocer que ponen de su parte para construir unas viviendas verdes, aunque tal vez no sea suficiente para aparecer aquí.

En esta página parece estar toda la información de interés para construir casas ecológicas, incluido GoogleMap con las que ya están construidas, y que permiten salir de paseo por el mundo a ver cómo lo han hecho otros.

2007/10/05

Crecimiento, ¿para qué?

Hace tiempo ya que leí un artículo en el que Serge Latouche, defensor del decrecimiento, explica su postura. En resumen, cuestiona la bondad del crecimiento.

Para empezar, es imposible mantener el ritmo. De hecho, el nivel actual de consumo es posible porque sólo se da en una pequeña parte de la población mundial: un 20% de la población consume un 86% de los recursos. Si todos consumiéramos lo mismo, necesitaríamos al menos otros dos planetas como éste.

En este sentido he visto también, no hace mucho, un vídeo que resulta revelador: cualquier crecimiento sostenido hace crecer de forma exponencial la magnitud de que hablemos. Y podemos hablar de beneficios, producción, PIB, riqueza, pero al final todo nos lleva a los recursos. Recursos que salen de un planeta finito, en su capacidad para proporcionar estos recursos, también en su capacidad de absorber residuos.

Por mucho que se aumente la eficiencia de los procesos, no se puede ganar: el crecimiento no tiene límite (o no queremos que lo tenga) pero las mejoras, sí: no se puede producir con un consumo de recursos negativo.

Resulta evidente, tras aceptar las ideas que presenta este vídeo, que el "crecimiento sostenible" es una contradicción. No es viable un crecimiento continuo.

Por otra parte, la idea de que crecer es, en sí mismo, bueno, es más que discutible. "En Europa, el producto interior bruto en 200 años se ha multiplicado por treinta. Y pregunto: ¿somos hoy treinta veces más felices?". De nuevo, volviendo a lo finito del espacio, los recursos, los alimentos, o riqueza en general, cualquier actividad será de suma cero, sólo hay que considerarla en una escala temporal o poblacional lo suficientemente grande. Aun antes de agotar del todo la capacidad de crecer, creceremos a costa de otros.

Podemos pensar que la riqueza es algo abstracto y, por tanto, no limitado. Pero una de dos, o se apoya en algo tangible (final del camino), o se tratará de una fantasía. Podemos basarla en dinero, pero estamos en las mismas: si se crea dinero de forma infinita tendremos más, pero la cantidad de cosas tangibles que podremos comprar serán las mismas, así que inflación y vuelta a empezar.

Todo parece sencillo, pero el esfuerzo que supone pensar de forma global nos impide verlo. Y hace falta bastante buena voluntad para hacer algo, sabiendo que, total, nosotros no veremos el fin de nuestro modelo de vida. Tal vez nuestros hijos...


Lo voy dejando, y al final no escribiré al respecto. La huella ecológica, la que da lugar a hablar de cuántos planetas necesitamos, aparece de forma prominente en el programa ¡Qué desperdicio!, de Cuatro. He visto, al menos en parte, los dos programas que llevan emitidos, y me han gustado mucho. Siempre hay cosas que aprender, y le queda a uno la esperanza de que haya quien ahora no tiene ningún tipo de inquietud en este sentido y, al verlo, empiece al menos a pensar de otro modo. Hoy emiten el tercero y penúltimo de la serie. Estaría bien que condensasen toda la información en alguna página.

2007/10/03

Sábado, sabadete

Estos temas de la comida, los restaurantes y la gastronomía no son muy habituales por aquí, a pesar de ser de mi interés. Ocurre que ya hay muchos que lo hacen, y bien. Pero sí me gusta comer, y más si es gratis, así que la oferta de Cucharete es una de esas que no puedo rechazar. Se trata, nada menos, que de comida gratis en Las Manolas, un restaurante que tenía en la lista de pendientes, desde que leí la crítica que le hicieron. No sabemos qué hilos habrán movido los chicos cuchareros, a qué influencias habrán recurrido para conseguir esto; primero fue el postre gratuito, y ahora toda la comida. Si siguen con esta racha van a empezar a salir en esta otra web... Así que Sábado sabadete... comida con Cucharete. Ya sé que no era así, pero haremos una excepción. O lo mismo hasta podemos compaginar. Por si acaso, iré preparando la camisa nueva.

2007/10/01

Energía solar para todos (II)

Hace un tiempo hablaba de la inversión en energía solar y de lo poco accesible que resulta al inversor "minorista".

A través de RichDadClub llego a partiZipa, una página que pretende funcionar como si fuera un fondo de capital riesgo: propone proyectos en los que los usuarios pueden invertir.

Uno de estos proyectos es, precisamente, una huerta solar, en Sevilla, con fecha de funcionamiento prevista de enero del año que viene.

O sea, ya hay manera de invertir una cantidad "pequeña" en energía solar; lo único que quizá falta es la confianza en una página que lleva muy poco funcionando. Sospecho que a medida que pase el tiempo, las cosas mejorarán en ese sentido.

¡Animo!