2008/09/18

Privatización del agua

Hace un par de días me mosqueé un par de veces, ambas relacionadas con la Comunidad de Madrid. De la primera hablaré en breve.

La segunda fue al oír lo más destacado del discurso de Esperanza Aguirre de ayer: quiere privatizar el Canal de Isabel II.

Por encima, todo parece muy razonable. Hace falta dinero, incluso para que el propio Canal mejore sus infraestructuras; ¿de dónde lo sacamos? ¡A privatizar! Y luego dejamos que los madrileños (¡qué bien lo hemos hecho!) puedan comprar acciones.

Pero claro, pensando un poco más, no es tan sencillo. Si pedimos a unos señores que nos den dinero a cambio de una empresa, ellos querrán algo a cambio. Querrán mandar en la empresa, que se haga lo que digan. Y seguro que quieren obtener beneficios. No un poquito, sino todos lo que se puedan. Para eso son las empresas; para garantizar un servicio, no siempre con beneficios, están las ONG y el Estado.

Santiago Marín, de Ecologistas en acción, comparaba esto con entregar los bosques a una empresa privada, y buscar cómo sacaría beneficios de ello. No entro en ello, pero seguramente del agua se pueda sacar algo; no en vano, la Crisis global del agua parece ser uno de los grandes problemas de la humanidad.

Que yo sepa, en este país no existen sociedades con participación externa, cotizadas en bolsa, en las cuales el Estado (o cualquier otro ente similar) sea socio mayoritario. Al menos, de ese modo, tendría el control sobre la sociedad. Como mucho, cuando el Estado vendió empresas como Argentaria, Endesa o Telefónica se reservó la acción de oro, un derecho a veto a nuevos socios, y con fecha de caducidad. Nada sobre la gestión interna.

En fin: que miedo me da que toquen estas cosas, que sí son vitales. Que utilicen políticas de empresa privada (mal gestionada), de beneficio rápido, de "mira qué bien lo he hecho este ejercicio y el que venga detrás, que arree". Porque cuando el dinero de vender el Canal se haya gastado, ni habrá dinero ni habrá Canal.

2 comentarios:

Ayhesa dijo...

No sé si has leído el artículo de Benjamín Prado:
http://www.elpais.com/articulo/madrid/Agua/privada/sed/publica/elpepiespmad/20080918elpmad_14/Tes

traslapersiana dijo...

No lo había leído. Quiero suponer que no llegaremos a una situación parecida porque todo se habrá ido al garete antes de llegar, bien porque ya no haya agua potable y nos extingamos, o porque triunfe una nueva revolución, no ya por el capital, sino por los recursos naturales.