2009/08/10

Toros en Pinto

¿Me he quejado alguna vez de la pereza que me da ponerme a escribir aquí a veces? Pues no sé si será el calor o qué, pero no mejora.

Hace falta una noticia como la que oí ayer. Resulta que en las fiestas de Pinto, por la crisis, este año no va a haber toros. Ni vaquillas, ni encierros, ni nada que se le parezca.

Así, de entrada, me parece bien. Sobre los profesionales: soy contrario a lo del puteo premeditado a cualquier animal, entre los cuales sitúo a los toros, por mucho que "los críen para eso" y tal. Contrario a la hipocresía de quienes obvian lo desigual de la pelea, y que cuando el resultado de la misma no es el esperado, se deshacen en lamentos. Señores, que ya sabíamos a lo que íbamos.

Sobre los no profesionales... pues es que nunca he entendido lo de las vaquillas. Recuerdo que en el pueblo de mis padres, cuando era más próspero y había, pues se iba, a reírse un poco de los revolcones que pegaban a la gente. En mis tiempos jóvenes yo me quedaba mirando, declinando todas las invitaciones que me hacían a correr ante ellas. ¿Para qué? ¿Dónde está la gracia? Sigo sin verla.

Vuelvo a Pinto, ese pueblo que, con sus más y sus menos, me parece que está bien, tirando a moderno. Aunque me conste que el club taurino tenga cierta enjundia. Pero me sorprende la noticia de que "unas 2000 personas, presentes en la plaza del Ayuntamiento, boicotean el pregón". Cuando el alcalde salió al balcón municipal, "de repente, lanzamiento de huevos, tomates, botellas, hielos, silbidos, pitidos, abucheos y gritería de los lugareños hacia el regidor y su comitiva. Entre las frases arrojadas por los ciudadanos se escuchaba: «Alcalde, muérete»; «Alcalde, dimisión»".

Después están los matices. Se le recrimina que ahorren en esto cuando gastan en otras cosas. En el reportaje de TV que vi entrevistaron, al menos, a alguna persona que, sin entrar en el tema de los gastos, consideraba superfluos los toros.

Si os sabe a poco, Javier Armentia hablaba hace un mes de San Fermín y lo que allí pasó. Más sobre este sinsentido, pero un poquito más radical.

Y un poco al margen: dado que en Las Vegas las banderillas se sujetarán con velcro, me pregunto si el toro saldrá con un corcho en cada cuerno o, por esta vez, la ventaja se inclinará hacia el otro lado.

1 comentario:

graze dijo...

El problema vino porque hubo una serie de reuniones para acordar lo de las fiestas y se decidió junto con el ayuntamiento que fuera en lugar de una semana un día. La sorpresa fue que el ayuntamiento anunció que no habría nada. El cabreo es porque no hay cuando se decidió que habría un día...