2008/01/31

Vivienda en B

Hace unos días que nació un blog, en el que se narrarán las experiencias de alguien que ha venido a Madrid y busca piso.

En uno de los posts cuenta, entre sorprendido y asustado, su encuentro con una "gestora de inversiones", que le vende un piso de VPO. Por supuesto, a precio de mercado.

Es una práctica que, por desgracia, no resulta demasiado sorprendente. O porque, como se desprende de los comentarios, los propios constructores se guarden algunos pisos para venderlos después, o porque incluso los afortunados a quienes se adjudica una de las viviendas la intenten vender después.

He conocido alguno en estas circunstancias, que se justifica diciendo que, de otro modo, no podrían acceder a otra vivienda de precio libre. Pues vaya, qué le vamos a hacer. Al menos tienes ésta, cosa que no podrán decir otros.

También la gente, en los comentarios, le recomienda de forma unánime que se apoye en la ley y entre a saco. Que denuncie e intente hacerse con el piso al precio tasado. O que fuerce la situación, firmando un contrato de arras y consiga, al menos, la señal puesta si al final no le venden. Aunque, claro, no creo que el vendedor firme nada.

Yo he tenido alguna experiencia no con vivienda, pero sí con plaza de garaje. Lo de "cuesta tanto, pero escrituramos por la mitad y el resto en B, ya sabes cómo funciona esto". Pues sí, sé cómo funciona, pero no; me parece mal, y quiero escriturar por lo que es. Sí, aunque tenga que pagar más impuestos, ya me lo ahorraré en la plusvalía si un día lo vendo. Además de que, si lo hacen otros, me afecta, y no voy a pedir que hagan lo que no hago yo.

Y he dado la tabarra, y lo he conseguido. Supongo que quien vende no sabe con quién está tratando, y ante el riesgo de que alguien levante la mano y señale, y llegue Hacienda y meta las narices y descubra no ya lo de mi plaza, sino lo de las otras que hayan vendido, prefieren transigir.

2008/01/29

Familias unidas y los 400 euros

En la radio, en una de las secciones dedicadas a comentar los titulares de los periódicos, he oído esta mañana éste de ABC, que llama mi atención:

Sindicatos, familias, autónomos y oposición se unen contra Zapatero por los 400 euros

Entiendo lo de la oposición, normal que se opongan. Entiendo lo de los autónomos (que se les deja fuera). Aunque, claro, entonces no critican que se den 400 euros, sino que no se los den a otros y no a ellos.

Lo de los sindicatos es más sutil. Hablan de "no progresividad", lo cual es cierto (pues la cantidad es independiente de la renta de cada cual), y se agrava porque sólo los recibirán quienes antes los hayan puesto. Y eso también deja a gente fuera.

Pero, ¿y lo de las familias? No sé, digo yo que habrá familias a las que les parezca bien. Por ejemplo, la familia de Zapatero no creo que esté en contra.

Parece que el concepto "familia" es, últimamente, algo de lo que se ha apropiado la Iglesia, o el PP. Y que cuando dicen "familia" parece que se refieren a todas las familias, pero no, sólo incluyen a las que ellos quieren.

Con respecto a la medida en sí: pues depende de con qué se la compare. Quien protesta, dice lo que ya he dicho. Quien la aprueba, la pone junto a una elevación del mínimo para tener obligación de hacer la declaración. Visto así, los que no pagaban se quedan como están, los que pagaban poco ahora no lo pagarán, y los que pagan más reciben algo.

Y de la progresividad, también se puntualiza: si se bajase el tipo máximo, quienes más ganan dejarían de pagar mucho más que los 400 euros. Lo triste es que el objetivo con el que justifican todo esto sea que los 400 euros han de servir para fomentar el consumo. Como si así se arreglasen todos nuestros males...


Sigue el culebrón en este otro post.

2008/01/25

Envases reutilizables, por ley

Me ha resultado curioso ver que Estados Unidos nos lleva bastantes años de adelanto en cierto tema.

No impact man habla, a propósito del libro "Gone Tomorrow: The Hidden Life of Garbage" de la excusa que se suele usar en contra de cualquier medida que implique reducir el crecimiento: será malo para la economía, y habrá despidos.

Para demostrar que no es así recurre al ejemplo de la "Oregon Bottle Bill", una ley, nacida en 1971, que obliga a que los envases de cerveza y bebidas no alcohólicas carbonatadas sean retornables. Y yo pienso que hace ya mucho de eso, y busco parecidos con la situación en España.

Aquí, antiguamente, todo se devolvía. Pagabas el envase, y al devolverlo recuperabas tu dinero, o bien otro envase. Luego llegaron el plástico, las latas y el tetrabrik, y se acabó. Y aún estamos esperando a que una ley nos devuelva los envases retornables.

Allí, la época original de los envases retornables era 1940. Fue tras la guerra, con el progreso de las industrias del acero y aluminio, cuando empezaron a abundar las latas. Después, las industrias del vidrio presionaron para que no hubiera que devolver sus envases (y así, vender más).

En 1953 se intentó aprobar una ley similar, pero un grupo de presión formado precisamente por destilerías, fabricantes de refrescos, e industrias de vidrio y metal consiguió que no prosperase.

Así, no fue hasta 1971 que se aprobó esta ley. Consiguió que se recuperasen un 90% de los envases. Antes terminaban en las cunetas, y constituían el 40% de la basura que quedaba en ellas; ahora, sólo el 6%.

El año pasado se firmó una ley que añadirá las botellas de agua a la lista de envases retornables, y entrará en efecto el año que viene.

Volviendo al principio: resulta que, además de evitar la fabricación de muchas botellas, y así reducir la basura y ahorrar un montón de energía, el número de puestos de trabajo aumentó.

Si tomamos, por ejemplo, 1980 como el año en que se acabó devolver las botellas, y los tiempos fueran iguales, alrededor de 2011 nos tocaría que apareciera una ley similar. Los recicladores, que vayan reinventando su modelo de negocio...

2008/01/23

Taxis ecológicos

Acabo de enterarme de un modelo de negocio que podría funcionar en Madrid, ahora que los Prius pueden funcionar como taxis.

La compañía GreenTomatoCars es un servicio de taxis (coches con conductor) preocupada por la ecología. Buscan ofrecer el servicio menos contaminante, pero sin contrapartidas en precio o calidad de servicio.

Operan en Londres, como cualquier otro servicio de taxis. Puedes llamar por teléfono para que te manden uno, pero también puedes reservarlo en su web, o crearte cuenta si eres usuario frecuente, y facilitar así las reservas y pagos.

Todos sus coches son Toyota Prius, y compran créditos para compensar el doble de las emisiones de CO2; estimadas.

Puede que el concepto no tenga ahora mismo una demanda grande, pero para empezar con pocos coches creo que sí podría valer. Por otro lado, si se cuidase la calidad del servicio tanto como da a entender su página web, creo que conseguirían clientes sólo ya por ello.

Casualidades

He leído acerca de las coincidencias en algunos sitios (Dawkins, J. A. Paulos). Los sueños proféticos, muchas conspiraciones, no son más que fruto de la probabilidad. Si muchas personas sueñan con su tía, a la que no veían hace años, no será raro que alguna de ellas coincida con la tía esa misma tarde. Por supuesto, quien la vea, se sorprenderá. Bicicleta plegable Strida

O, como ocurrió realmente, si un mentalista dice, en un programa de TV, que "en la próxima hora, gracias a mis poderes, se parará su reloj" y hay un millón de personas viendo el programa, a poca probabilidad que haya de que se acabe una pila o se estropee un reloj de otra manera, seguro que consigue sorprender a algunas personas.

El caso es que tuve noticia hace poco de una bici bastante rara, y pasé a verla a una tienda donde, posiblemente, tuvieran una. El caso es que no la tenían, pero paseando luego, ¡encontré una atada a una valla! No sé cuántas habrá por Madrid, pero no creo que sean muchas.

La tienda, por cierto, es ByBike y, aunque no les he comprado nada, puedo decir que estoy satisfecho con su servicio. Estuvieron mirando, me propusieron que me pasase a ver la bici de uno de sus empleados, posiblemente probarla, y todo para que al final la pidiera por internet y no vieran un euro.

Hoy me han llamado: resulta que tienen dos abajo (cosa que no sabía quien estaba ayer) y me ofrecen vendérmela al mismo precio de internet.

Así que si queréis comprar bici, arreglar la que tenéis, o simplemente alquilar una y daros una vuelta por Madrid, considerad esta tienda.

2008/01/21

Vivir sin dinero

En la entrada anterior hablaba de una espiral sin salida, en que los bancos "fabrican" dinero y nosotros pagamos intereses, y no existe dinero suficiente para pagar lo que se debe.

En el vídeo que citaba dan alguna idea sobre cómo escapar. Dado que el problema radica en que el dinero se ha convertido en algo etéreo, sin ningún vínculo con nada material, hay que buscar "monedas" que sí estén vinculadas con un patrón físico. O, incluso, evitarlas.

Por lo primero apuestan los bancos de tiempo. La unidad monetaria es la hora de trabajo; vale lo mismo la hora de plancha, la de cuidar niños o la de desarrollar páginas web. Cada uno sabe hacer una cosa, y eso le puede hacer falta a otra persona.

Se trata de un concepto que, en cierto modo, parece pensado para plantearse en una comunidad cercana: la comunidad de vecinos, el barrio, el lugar de trabajo. Hay distintas páginas generalistas como ésta, que ofrecen ayuda a quienes quieran organizar y gestionar uno, así como información de los que ya hay. También hay quien piensa que, si el teletrabajo es posible, se puede hacer un banco de tiempo no presencial. En kroonos lo están intentando, desde hace poquito. Si quieres entrar y no tienes padrino que te invite, déjame un comentario y lo arreglamos.

Es una idea que avanzará lenta o rápidamente, pero está presente. Sin ir más lejos, El País relataba, hace una semana, una iniciativa de este tipo que está funcionando en el Servicio de Asistencia a la Comunidad Universitaria (SACU) de la Universidad de Sevilla.

Otra forma de escapar del dinero es la del trueque. Todos tenemos cosas que nos han regalado, o que usamos en su momento, y ahora no utilizamos. Cambiarlas por otras parecidas es lo que propone cambia.es, poniendo en contacto a los usuarios de su web, o en los mercadillos de trueque que organiza de vez en cuando.

Y por último, la posibilidad de disfrutar de muchas cosas gratuitamente. Hay variadas páginas como Sin Dinero que recopilan cuanta actividad gratuita cae en sus manos: teatros, conciertos, pases de cine, lo que sea, si es gratis. O Comer por la patilla, cuyo nombre ya da una pista: fiestas de pueblo o de barrio, inauguraciones, y otros eventos en los que comer sin pagar.

La afición lectora puede quedar cubierta con las bibliotecas, o también con el bookcrossing, que más allá de dejar libros por la calle, consiste en formar una comunidad en la que los libros se prestan, cambian, o regalan (en inglés; hay un sitio afín en español aquí).

Y es difícil salir de este lío de dinero y consumo en el que estamos, pero ahora que se habla de las bancarrotas personales, de quienes no llegan a fin de mes, de aquellos que, en definitiva, se quedan fuera del sistema, todas estas iniciativas son valiosas. Y si a algún día a todos nos da por sacar el dinero del banco y resulta que no hay tanto, también nos puede venir bien.

Dinero a espuertas

Vi hace algunos meses la película Concursante. Sabía de qué iba, más o menos: un chico, profesor de economía, gana en un concurso el mayor premio jamás entregado; en lugar de terminar más rico, entra en una pesadilla de impuestos, iliquidez, préstamos, y lo que sigue.

El protagonista se da cuenta de su ignorancia de muchos aspectos económicos. Buscando una salida pide ayuda a Pizarro, una especie de ermitaño, que da discursos anti sistema. Y éste le cuenta algo que me deja dando vueltas (cito de memoria):

Imagina que en el mundo hay 10 monedas. Supongamos que, en un instante determinado, las 10 pertenecen a un banco.

Tú necesitas dinero, y vas al banco a que te preste 10 monedas. A cambio, pagarás una moneda al año como interés. Nada raro hasta aquí.

Pero llegará un momento en el cual no habrá monedas suficientes en el mundo para pagar, ni los intereses, ni las 10 monedas iniciales. Es imposible pagar todos los préstamos.

Parece demasiado simplificado, pero es una idea intrigante. La cosa se anima hace no tantos días; he descubierto, gracias a Ready for tomorrow, la existencia de un vídeo que explica la trampa de la banca. Son los bancos los que "fabrican" dinero, "solventando" así el problema anterior.

Salvo que la persona de antes decidiera pagar todo al banco, tendría sólo que pagar una moneda al año. El décimo año tendría un problema, no tendría monedas. Pues nada, va al banco y pide más monedas. Para empezar, el banco le puede prestar las mismas monedas. Pero es aún peor: le puede dar un "vale" por monedas; algo así ocurre cuando manejamos dinero, salvo cuando es en efectivo. Nos cambian un numerito, pero no vemos las monedas.

El banco puede prestar más monedas de las que realmente tiene; mientras no haya efectivo de por medio, ningún problema. Así, con tener en efectivo una parte pequeña, por si alguien va a por su dinero para meterlo bajo una baldosa, es suficiente. Mientras tanto, disfruta de cobrar intereses por un dinero que no tenía. El dinero ha perdido ya toda referencia con un bien tangible.

Y veo que escribí otro post en el que hablaba de crear dinero, desaconsejándolo por la inflación. El vídeo aporta una nueva visión.

Resulta que, actualmente, los estados piden dinero a los bancos. Pero al hacerlo tienen que pagar intereses, que descuentan de sus ingresos (impuestos). Si fueran ellos quienes creasen el dinero (imprimiendo papel moneda) subiría la inflación. Pero podrían descontar de los impuestos que cobran los intereses que no pagan. La inflación no es más que un elemento que reduce el poder adquisitivo de la gente; dicha pérdida sería compensable con una rebaja de impuestos.

El caso es que parece tan sencillo que uno piensa que algo se le escapa, que no puede ser. Sea como sea, muestra un panorama que queda ahí para, en lo sucesivo, tener a mano cuando pensemos en bancos, préstamos, créditos y reunificaciones.

Más sobre esto, en la siguiente entrada.

2008/01/17

Energía solar para todos (III)

Cuando hace tiempo escribí sobre negocios de energía solar con un listón de entrada bajo, acababa de conocer partiZipa.com. En ese momento acababan de lanzar un proyecto de huerto solar, disponible como inversión a todo el que quisiera invertir 15.000 euros.

Ahora, por diversas circunstancias, han cambiado la forma del proyecto. Y entre otras cosas cambia el precio de la participación mínima, que se queda en 5.000 euros. ¿Quién da menos?

Están abiertos a nuevos participantes, y el plan es tener todo en marcha en febrero/marzo.

Se ha hablado de este proyecto en varias webs y blogs, así que no repetiré los detalles, salvo en lo necesario para describir los cambios.

Las condiciones económicas son bastante similares a las anteriores, salvo que la participación es ahora de un tercio. El proyecto es a un plazo de 30 años (antes, de 25 más lo que viniera) y la rentabilidad media en torno a un 13% (teniendo en cuenta que el interés no es compuesto, pues iremos cobrando dinero cada seis meses).

En otro sentido, varios de los aspectos que se destacaban han cambiado ligeramente. El plan consistía en crear una nueva sociedad que asumiera la propiedad y control del huerto, propiedad de los partícipes/inversores. Esta sociedad gestionaría el dinero necesario durante la vida del proyecto, y tendría la capacidad de maniobra suficiente para, por ejemplo, adoptar una nueva tecnología fotovoltaica, o cualquier otro cambio.

La novedad es que esta sociedad no existirá ahora. En su lugar, es Partizipa CDN S.L. la sociedad que comprará y gestionará el huerto. Los participantes/inversores lo serán mediante cuentas de participación, una especie de compromiso privado en el que ponen dinero en la empresa a cambio de unos beneficios. Y, por mantener el plan original, estos beneficios serán precisamente los obtenidos de la explotación del huerto.

¿Cómo lo véis?

2008/01/14

¿Cuánto cuesta fabricar un Prius?

Al hablar de lo poco "atractivo" que resulta el precio del Toyota Prius, en dos concesionarios de dos visitados he oído la misma frase, habitual también según leí en km77.com.

Dicen que fabricar un Prius cuesta entre 50.000 y 60.000 euros. Dado que su precio oficial es de entre 24 y 26.000, resulta que Toyota pierde dinero. ¿Cómo es esto posible?

Aunque huele mucho a quitarle hierro al precio, salí con cierto convencimiento. Básicamente, el Prius sería un "escaparate" de una serie de tecnologías patentadas que Toyota espera poder vender a otros fabricantes. De hecho, según ambos concesionarios, "han vendido la tecnología híbrida (entiendo que el derecho de uso) a Porsche". Curioso candidato, por cierto.

Pero pensaba yo... ¿no se supone que vender bajo coste está prohibido por las leyes de antidumping?

Y busco más y encuentro un hilo en un foro donde hablan de estos temas. También comentan que se percibe escasa la publicidad que Toyota hace de este coche.

Las sospechas van en la línea anterior, y más aún: Toyota no estaría interesado en conseguir una posición muy fuerte, para dejar mercado a otras marcas y que éstas puedan vender sus coches con los motores Toyota. Y pasado un tiempo de gracia, o una vez que la producción en masa abarate aún más el coche, lanzar la campaña agresiva.

También dicen en otra página que GM denunció a Toyota (y a Honda, fabricante de otro modelo híbrido) de vender bajo coste. Pero del resto del artículo se deduce que tal vez fuera así al principio, cuando el montaje era casi artesanal, cosa que no ocurría ya en 2003, cuando eran capaces de fabricar un Prius por minuto.

En fin, el precio es el que es. Lo que sí dejaría con mala cara a los actuales propietarios es, como dicen en el foro citado, que otras marcas juntasen la tecnología híbrida del Prius con la gama de equipamiento que éste no incluye, ni puede incluir.

2008/01/11

No se vale

Hoy lo ha dicho Jean Claude Trichet, y lo dijo Pedro Solbes hace menos de un mes, tal vez parafraseando a Miguel Ángel Fernández Ordónez, que ya lo dijo antes.

Quieren que las revisiones salariales se desvinculen de la inflación. Como no va a ser que nos suban más, será que nos suban menos.

Empezaron diciendo que no se tuviera en cuenta el dato de noviembre (incremento del IPC interanual de un 4,1%). Lo justificaba MAFO apelando a la volatilidad de la inflación, que sube y baja "muy rápido", y recordó que a medio plazo está "asegurada en torno al 2%". Vamos, lo de "no se vale" que decíamos de chicos cuando el resultado de algo no nos gustaba y queríamos repetir, a ver si nos iba mejor.

Algo así pasó hace unos años, cuando Rodrigo Rato prometió una inflación de un 2% y se le fue al 4%. Digo yo, de todos modos, que si ahora está anormalmente alta y tiene que bajar, pues el año que viene estará anormalmente baja.

Al menos eso es lo que pienso cuando me toca revisión del tipo de la hipoteca, habida cuenta de que si le digo al banco lo de "es que este mes ha subido mucho el Euribor, mejor coge el del mes anterior, si total va a bajar..." ya sé lo que me va a contestar.

Tampoco entiendo (o no quiero entender) las razones: resulta que si nos suben mucho el sueldo, consumiremos mucho y las cosas subirán. Pues mejor que anime a los que venden a que no suban los precios, así es como se mantiene a raya el IPC. Total, ¿qué es el IPC? Además, si los precios suben y los sueldos no, perdemos. Si los sueldos suben lo mismo que los precios, no perdemos ni ganamos. Y si luego los precios bajan (¡je!) pues nos gastamos el dinero, los que venden ganan (porque compramos más) y aumentamos el consumo y reactivamos la economía, empleando un discurso que también se oye mucho cuando interesa. Y los empresarios, frotándose las manos. En fin, contento me tienen...

2008/01/09

Arqueopinto

A veces tienen que venir los de fuera a recordar lo que tenemos bien a mano. En este caso, esmadridnomadriz habla de Arqueopinto, Parque Arqueológico Municipal.

Sé que existe, lo he visto mencionado en múltiples sitios, pero no lo conozco. Entre otras cosas, porque no sé dónde está. Cuando he mostrado algo de interés he llegado a la conclusión de que debe de andar en el parque Juan Carlos I, más o menos entre la avenida Pablo Picasso y el polideportivo, pero no lo ubico sobre el terreno.

¿Algún pinteño más experto me ayuda?


Mirando bien en la web del sitio, y desactivando Adblock y privoxy, consigo ver la información de su ubicación; está, más bien, cerca de la caseta de los pájaros. Habrá que ir algún día a cotillear.

2008/01/03

Taxis híbridos

Por fin veo respondida una duda que tenía desde hacía tiempo.

Resulta que el Toyota Prius es un coche híbrido (en la práctica, en España, el único). O sea, tiene un motor eléctrico además de uno de gasolina; pero éste no funciona si estás parado, o circulando a baja velocidad. En esos casos funciona el eléctrico, alimentado por una batería que se carga en las frenadas o bajadas, o al circular a velocidad constante.

Parece, también, que es un coche que está hecho para durar. Así se desprende de la comparativa de un vehículo al que le han hecho 164.000 km y, tras compararlo con uno nuevo, hay poca diferencia. Incluso el usado gasta menos.

La duda era: si es un coche que ahorra combustible en los atascos, en la circulación lenta, si aguanta los kilómetros que le echen, ¿por qué no lo usan los taxistas?

Queda la razón de su precio, pero teniendo en cuenta el precio de las licencias de taxi, podría ser un problema menor.

Pues resulta que no es eso, sino que no estaba autorizado su uso. Me entero al leer un artículo del 27 de septiembre:

El Departamento Técnico del Taxi, dependiente del Área de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha dado el visto bueno al Toyota Prius para poder ser utilizado como vehículo taxi.

Ahora sólo falta esperar que sean muchos taxistas los que le encuentren las ventajas y, además de los beneficios para ellos mismos, nos dejen disfrutar de su silencio y bajas emisiones. Y que, al aumentar la presencia de esta tecnología, otros fabricantes se animen a invertir en ella.

Ando detrás de uno y leyendo mucho, así que seguiremos informando.