2009/03/13

Replantación con Toyota Prius

Hace un tiempo recibí una invitación de Toyota. Como poseedor de un Prius, preocupado por el medio ambiente, etc etc, Toyota, que comparte esa preocupación, promueve una replantación de árboles con los que compensar las emisiones que, a pesar de sus esfuerzos por que sean pocas, acaban contaminando.

La primera cita era en febrero, en medio de las lluvias torrenciales, y se suspendió.

Y el segundo intento fue el pasado sábado, en un bonito y soleado día. Había tres "empresas" detrás: Toyota, Gaceta de los Negocios, y WWF. Las dos primeras ponían la mano de obra (clientes y trabajadores) y, supongo, apoyo económico. La ONG se encargaba de la parte técnica. He buscado la noticia tal y como la han escrito los participantes, pero sin mucho éxito. En La Gaceta insertaron un texto muy breve, con una foto de otro paisaje y/o otras fechas. Y cuando intenté contárselo en un comentario, la página no me lo permitió. Y en Toyota tienen el anuncio donde cuentan que plantarán árboles. Creo que donde mejor se cubre la noticia es en Distrito-21; no cuentan cómo fue, y se refieren a la primera convocatoria, pero dan información de contexto interesante.

Estuve allí, y lo pasé bien. No tantos Prius como esperaba encontrar, mucho chaval, buen ambiente. Me llevé a una amiga a la que le pareció muy curioso que un fabricante de coches se dedicara a estas cosas; también se divirtió, creo que al año que viene se volverá a apuntar.

Todo empezó algo después de la hora prevista, las 9:30. En un par de autobuses nos llevaron desde Horcajuelo (donde aparcamos) a una zona cercana al Hayedo de Montejo. Nos dieron la bienvenida y una pequeña charlilla el presidente de Toyota España, Katsuhito Ohno, el ¿director? de la revista, y Enrique Segovia (Director de Conservación de WWF). Después nos distribuimos y enterramos plantones de árboles autóctonos entre los ejemplares existentes de pino hasta que, poco a poco, la gente se dio cuenta de que ya estaba a punto el tentempié.

Pasamos un rato entre bocadillos, croissants, cafés y colacaos, fruta y otras exquisiteces y, con la tripa contenta, volvimos a terminar con lo que quedaba para plantar.

Alrededor de las 13:30 terminamos, los niños recogieron un pequeño obsequio de WWF, los mayores recogimos un pequeño obsequio de Toyota, y cada mochuelo a su olivo. Hasta la siguiente convocatoria.

Nada más llegar, la recepción fue de ¿juelser?, un forero de mitoyotaprius, que me preguntó "si estaba en el blog". Supongo que querría decir el foro pero, después de todo, no iba mal encaminado. ¡Un saludo!